Reelección llega a la agenda

Aunque el presidente dice que la Unidad Nacional no se creó para ganar sino para gobernar, Rafael Pardo, jefe del Partido Liberal, cree que después de octubre el tema deberá ser abordado.

La tesis la puso sobre la mesa Rafael Pardo, director del Partido Liberal, durante el conversatorio sobre gobiernos de coalición en América Latina, realizado ayer en la sede de la Cancillería: pasadas las elecciones de autoridades locales y regionales del próximo 30 de octubre, necesariamente tendrá que comenzarse a hablar de las presidenciales de 2014 y los partidos que hoy hacen parte de la Unidad Nacional tendrán que definir su posición, lógicamente teniendo en perspectiva la posibilidad de reelección del presidente Juan Manuel Santos.


Una idea planteada a partir de las palabras que previamente, en la instalación del evento, pronunció el mismo primer mandatario: “La Unidad Nacional no se creó para ganar, sino para gobernar. Eso ya de por sí marca una diferencia con los gobiernos tradicionales de coalición”, dijo. Pero si bien para Pardo la coalición en lo legislativo y lo de gobierno está clara, “lo que se tiene que empezar a discutir después de octubre es si se trata de una alianza que tendrá o no incidencia en la definición de candidaturas presidenciales para 2014 (...) es un tema que necesariamente tendremos que abocar”, le explicó a El Espectador.


Sin duda un tema candente en el que, por lo visto en un primer tanteo entre los cinco partidos que hoy conforman la mesa de Unidad Nacional, parece existir consenso: el de la reelección de Santos. El más claro en este concepto es el senador Juan Lozano, presidente de la U: “Aprobada la institución de la reelección presidencial —que es conveniente, democrática y necesaria— los gobiernos tienen que trabajar desde el primer día para tener la vocación de reelegirse”, declaró, agregando que de no ser así y no buscar refrendar las mayorías, sería un gobierno que estaría liquidado y que terminaría con enormes dificultades.


El senador Efraín Cepeda, a nombre del Partido Conservador, cree que, efectivamente, la Unidad Nacional de Santos es hoy para gobernar, pero tarde o temprano se deberán definir posiciones de cara a las presidenciales de 2014, donde la reelección es la primera opción: “La Constitución permite la reelección y los gobernantes son los que terminan mereciéndola o no. Tratando de interpretar a mi partido, digo que si el gobierno del presidente Santos continúa como lo ha hecho en este primer año, estaríamos pensando en acompañarlo si él decide buscar reelegirse”.


Por su parte, el representante Germán Varón, de Cambio Radical, cree que el hacer parte de la Unidad Nacional genera una corresponsabilidad frente a lo que le suceda al Gobierno: “Esta coalición tiene la obligación de hacer viable todo el marco jurídico que pretende el Ejecutivo para mejorar las condiciones de vida de los colombianos, así como el desarrollo de temas de orden prioritario para los partidos. Hasta ahora es claro que hay identidad de propósitos. La responsabilidad nuestra es la de acompañar al Gobierno y hacer que sea exitoso para que en el momento de tomar una decisión sobre si reelegirse o no, existan los suficientes logros que persuadan a la opinión publica de seguir acompañando su proyecto político”, indicó.


Luis Eduardo Garzón, presidente del Partido Verde —colectividad recién llegada a la coalición—, fue más de frente: “Creo que el presidente Santos está encartado con la Unidad Nacional porque le va a costar mucho romperla para las elecciones de 2014. O es un candidato de partido o es de la concertación. Ese es el tema que tiene que resolver y en el que nos daremos cuenta hasta dónde va este proyecto de unidad (...) sí que me gustaría saber que piensa Germán Vargas Lleras de esto”, enfatizó.


Y el ministro, como vocero del Ejecutivo en temas políticos, le contó a El Espectador lo que piensa: “La coalición ha garantizado la gobernabilidad y le ha permitido al Gobierno impulsar una agenda muy ambiciosa, lo mismo que a los propios partidos. Ahora faltan tres años y es imposible anticiparnos a decir si todos los partidos que hacen parte de la alianza van a estar o no comprometidos con una reelección. Ese no es un condicionamiento de la mesa de la Unidad Nacional”. De cualquier manera, como en tiempos no tan lejanos, el tema de la reelección comienza desde ya a posicionarse en la agenda pública nacional, así el presidente Santos y quienes lo acompañan en su gestión no lo quieran.