Referendo y ritmos en La Habana

En el segundo día de trabajo del nuevo ciclo de negociación entre el Gobierno y las Farc, Rodrigo Granda, delegado de la guerrilla, atendió las preguntas de los periodistas en La Habana (Cuba).

Granda inició su intervención solicitando la presencia de Simón Trinidad en la mesa de diálogos. “Hace parte de la delegación de las Farc y ayudaría mucho al proceso”, señaló.

Al ser preguntado por el proyecto de ley del llamado referendo para la paz, aprobado por la plenaria del Senado el pasado miércoles, el comandante guerrillero insistió en que es una iniciativa que el Gobierno presentó sin ser consultada en la mesa de diálogos.

“La refrendación es el sexto punto de la agenda y lo importante es que el acuerdo al que se llegue sea consensuado entre las partes. Nuestra opinión es que la asamblea nacional constituyente no sólo continúa teniendo validez, sino que cada día cobra más fuerza y apoyo popular en el país”, dijo Granda.

También expresó su opinión sobre la propuesta de modificar la metodología de trabajo de la mesa, para extender el ciclo de diálogos hasta evacuar el segundo punto de la agenda —la participación política—. Granda afirmó que están dispuestos a discutir cualquier iniciativa “y a trabajar en la dirección y el sentido de mejorar lo que sea necesario, en el entendido de que una mesa de diálogos es dinámica”.

También se refirió a las declaraciones del presidente del Congreso, Juan Fernando Cristo, quien pidió que pisaran el acelerador en el proceso de paz. “La mesa no es un carro que acelera según el voluntarismo. Hay que avanzar de acuerdo con las circunstancias, con seriedad y mucha responsabilidad con el futuro de Colombia. Vísteme despacio que estoy de prisa”, concluyó Granda, parafraseando a Napoleón Bonaparte.

El decimosexto ciclo de negociaciones cumple tres días. Mañana las delegaciones trabajarán por separado para discutir las propuestas que se han ventilado en la mesa. Sin duda, esta ronda de diálogos transcurre con la presión de la opinión pública, que les exige a los plenipotenciarios de Gobierno y Farc entregar resultados sobre el segundo punto de la agenda.