La reforma electoral del uribismo

La iniciativa busca reformar nueve artículos de la Constitución Política

El director del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga. / Archivo

A sabiendas de que el Centro Democrático trabaja en un ambiente de adversidad en el Congreso, sus miembros, encabezados por el presidente de la colectividad, Óscar Iván Zuluaga, radicaron su propuesta de reforma electoral.

En principio, la iniciativa busca reformar nueve artículos de la Constitución Política y apunta a reformar tres ámbitos: la participación ciudadana, el voto preferente y el Consejo Nacional Electoral.

En cuanto a la participación ciudadana, el Centro Democrático propone un revolcón to, que incluye implementar un día nacional para votar que debe ser día hábil; también, establecer el subsidio de transporte para quienes asistan a las urnas y establecer el voto obligatorio.

Por el lado de la financiación de las campañas políticas, el uribismo propone establecer financiación electoral 100% estatal. También propone implementar un estricto código de acceso a los medios de comunicación en igualdad de condiciones para todas las colectividades en contienda, así como congelar la propaganda estatal antes de las elecciones para evitar que se haga propaganda indirecta.

Finalmente la iniciativa, de 13 artículos, plantea un revolcón en los controles para evitar los riesgos de fraude electoral. Para esto, por ejemplo, propone implementar el voto electrónico con verificación documental, así como también piden que las colectividades políticas tengan derecho a poner jurados electorales en las urnas. El Centro Democrático también buscará que se reforme el Consejo Nacional Electoral por un nuevo órgano, cuyos miembros no sean elegidos por las colectividades.