Reforma a poderes es un duro golpe a la lucha contra la corrupción: Procurador

Tras una reunión con el Partido Conservador, Alejandro Ordóñez dijo que recortar facultades a la Procuraduría es afectar el Estado de Derecho.

El procurador Alejandro Ordóñez Maldonado criticó algunos artículos de la reforma al equilibrio de poderes que incluye la posibilidad de recortarle facultades al Ministerio Público para destituir e inhabilitar a funcionarios públicos elegidos popularmente.

Al conocer la propuesta del Gobierno y la unidad nacional, Ordóñez dijo que esta posibilidad "sería un duro golpe al Estado de Derecho".

"Esa iniciativa sería un duro golpe a la lucha contra la corrupción y serían una involución constitucional", recalcó Ordóñez.

Llamó a que este sea un debate que dé toda la sociedad para discutir y analizar de fondo la reforma.

"El procurador pedirá ser escuchado para que se entiendan los riesgos de esa reingeniería y las consecuencias para la lucha contra la corrupción", insistió.

Y recalcó: "Se está dejando al Estado sin dientes para combatir el flagelo de la corrupción que está tomando nuestro sistema jurídico y que está causando una desconfianza creciente en la sociedad".

Ordóñez dijo que en la reforma de debe primar el interés nacional y "no la pretensión de reducirle competencias a un órgano que históricamente ha demostrado que es la entidad más eficiente en la lucha contra la corrupción".