Reforma a la salud crea entidad que les quita manejo de dinero a las EPS

Se trata de Salud Mía, nuevo órgano del Estado para administrar los recursos de la salud.

La plenaria del Senado aprobó un artículo que la reforma a la salud que les quita en concreto los recursos de la salud a las EPS.

Se trata de Salud Mía, entidad del Estado que administrará todos los recursos de la salud. La nueva entidad reemplazara el Fosyga que actualmente administra los recursos del sistema General de Salud.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, explicó el proyecto y defendió que Salud Mía no es una gran EPS pública pues es una entidad financiera relacionada con la salud.

Además, las EPS aunque no desaparecerán pasan, según la reforma, a ser gestoras de la salud.

¿Cómo quiere que funcione Salud Mía? ¿No están creando una súper-EPS?

Muchas personas están diciendo que se va a crear un monstruo estatal, una especie de Supercaprecom o de Seguro Social. Pero no es así. Salud Mía no es una gran EPS pública, es una entidad financiera, una gran tesorería del sistema de salud que tendría la función primordial de facilitar los flujos de recursos y de información. La base de datos de afiliados actual tiene todo tipo de problemas, el recaudo también es problemático y los flujos de información y recursos lo son mucho más. Hoy no sabemos cuánto les deben las EPS a los hospitales. Las primeras hablan de $4 billones, los segundos del doble.

Pero ¿también recaudaría toda la plata?

También se piensa centralizar el recaudo. Es importante concentrar las funciones de afiliación y de recaudo. Además, Salud Mía tendría la función de girar recursos a hospitales directamente. Estamos hablando de tres millones de facturas al mes. Hay que hacer una transición ordenada. Es un reto grande, pero tendríamos el control de los recursos y sabríamos en qué se gasta la plata de la salud. Hoy no lo sabemos.

No es un poco exagerado pensar en una entidad que debe manejar 500 millones de cuentas. ¿No le da miedo crear un monstruo burocrático?

Tomará dos o tres años de transición. Al principio se va a seguir haciendo como se hace actualmente, con el giro directo del régimen subsidiado. Después los hospitales tendrán que enviar las facturas a Salud Mía. Transaccionalmente es complicado, pero no imposible. Tampoco hay que sobrestimar la tarea. Necesitamos más controles y más información. Entregarles la liquidez a las EPS fue un error histórico; por eso aparecieron, entre otras cosas, canchas de golf pagadas con plata de la salud.

A esta hora la plenaria del Senado avanza en la aprobación de la reforma en los puntos más importantes.

Temas relacionados