Refrendación: arranca el debate en el Senado

La plenaria de la corporación está citada para las comenzar a las 9:00 de la mañana. Intervendrán el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, además de líderes sociales y voceros de las campañas por el Sí y el No en el plebiscito del pasado 2 de octubre.

La plenaria del Senado está programada para comenzar a las 9:00 de la mañana. / Cristian Garavito
La plenaria del Senado está programada para comenzar a las 9:00 de la mañana. / Cristian Garavito

En medio de un ambiente crispado por la aguda polarización política y por las sombras de demandas judiciales, el Senado aborda hoy el debate de la refrendación del nuevo acuerdo de paz con las Farc. Se trata del paso previo que marca el punto de partida para la implementación, en el que además santismo y uribismo comenzarán a medir fuerzas de cara a lo que será el pulso por el poder en 2018. Y aunque se da por descontado que la coalición del Gobierno tiene las mayorías, está claro que el Centro Democrático utilizará esta tribuna para arreciar en sus críticas y afianzar su propuesta de un referendo para que sea el pueblo el que decida sobre los puntos del acuerdo que, considera, van en contra de la Constitución.

Mientras se surte el debate en el interior del Capitolio, en la Plaza de Bolívar, las ONG Paziempre y Sinestesia harán un cordón humano rodeando 102 siluetas con las caras de cada uno de los senadores, a las que, según los discursos y posturas que asuman, se les pondrá un sticker que dirá “Sí”, “No”, “No llegó” o “Se salió”. Un ejercicio de control y veeduría ciudadana que se extenderá hasta el jueves, día en que se espera sea votada la refrendación. Como quien dice, todos los ojos del país político estarán puestos durante estos tres días sobre el Congreso, más aún si se tiene en cuenta que ya se anuncian demandas contra los que voten, con el argumento de que el Legislativo no tiene la facultad legal de adelantar dicho proceso refrendatorio.

“Nosotros sí hicimos unas consultas con abogados que nos han dicho que hay prevaricato. Pero decidimos que vamos a asumir una posición política. Vamos a dar el debate y a decir por qué no vamos a votar”, expresó el senador Ernesto Macías, del Centro Democrático. A su vez, el también senador Jaime Amín aseguró que no hay dentro de la Constitución ni en el reglamento del Congreso ninguna norma que le dé competencia para entrar a refrendar por vía de una proposición: “Están hilando muy delgado. Vamos a hacer un debate muy fuerte dejándole claridad al país frente al despropósito de utilizar ese camino, que significa hacerle trampa y conejo a la voluntad popular”.

Desde la orilla del Partido Liberal se anuncia una votación unánime a favor de la refrendación del nuevo acuerdo de paz. La única que iría en contra sería la senadora Sofía Gaviria, quien lidera un grupo de víctimas de las Farc y está alineada con los del No. De resto, como lo advierte el copresidente de la colectividad, Horacio Serpa, van a votar “en globo”. Y frente a la tesis de que los congresistas prevaricarían al aprobar el nuevo acuerdo, señaló: “Esa teoría es para despistar calentanos. Hemos estudiado el tema a fondo y nuestros abogados dicen que el Congreso está en derecho para refrendar los acuerdos y posteriormente impulsar la refrendación”.

En el Polo Democrático, partido que no hace parte de la coalición santista mas sí de la llamada coalición por la paz, hay unanimidad en el apoyo al proceso con las Farc. Según legisladores consultados, no existe duda alguna sobre las facultades que tiene el Congreso para refrendar el nuevo acuerdo e implementar luego sus compromisos. “Vamos a votar con toda la decisión y entusiasmo, es un imperativo ético. Colombia requiere la paz para ser una nación democrática, con justicia social y sin víctimas”, dijo el senador Iván Cepeda. En este mismo sentido, Jorge Robledo indicó que respaldarán la refrendación con decisión, pues “se trata de un hecho político que no admite interpretaciones jurídicas que busquen demorar la implementación”.

Antonio Navarro, senador de la Alianza Verde, anunció que la postura de su partido será unánime a favor del nuevo acuerdo de paz y su refrendación en el Congreso: “No tenemos temor alguno (sobre el debate jurídico de presunto prevaricato), porque es un debate de apoyo o no a una política pública que, en este caso, es la paz de Colombia”, enfatizó. Y por el lado de la U, su copresidente, el senador Armando Benedetti, aseguró que toda la bancada va a refrendar el nuevo acuerdo, “porque este es el partido del presidente Santos y el partido de la paz. Es cierto que algunos tienen dudas jurídicas sobre la procedencia de tramitar el acuerdo en el Congreso, pero han entendido que son temores descabellados”.

Así las cosas, las cuentas muestran 20 senadores de la U, 17 de los liberales, cinco de los verdes, cinco del Polo y cinco de Opción Ciudadana dispuestos a votar la refrendación. La incertidumbre está por los lados de Cambio Radical (nueve curules) y el Partido Conservador (18). En los primeros, no porque estén en contra de la paz sino por las dudas jurídicas de algunos. Y los segundos, porque hay una puja interna por el poder que se evidenció en la Convención Nacional del pasado domingo, aunque los santistas van ganando la partida, por lo que se cree que las mayorías estarán a favor de la refrendación.