'Regaño' del Congreso al Gobierno por falta de consenso en agenda legislativa

El 'jalón de orejas' lo hizo el presidente del Senado, Roy Barreras, pues aún no se han definido las prioridades entre los propios ministros.

El presidente del Senado, Roy Barreras Montealegre, le envió un duro mensaje al Gobierno sobre la actual situación con miras al inicio de la legislatura la próxima semana.

El senador les expresó al Gobierno, a través de su ministro del Interior Fernando Carrillo, que solicitó desde hace dos semanas la convocatoria de una Mesa de Unidad Nacional con la presencia de los voceros de todos los partidos - y no solo sus presidentes- y con el gabinete ministerial para aprovechar de la manera más eficiente, útil y necesaria esta legislatura, “cuya prioridad debe ser la reforma a la salud y la reforma al Código Penitenciario”.

Barreras indicó que “se hace urgente” también una ley de traslados presupuestales para poder cumplir los acuerdos con el sector agropecuario y para atender urgencias manifiestas en los distintos sectores sociales”.

De la misma manera, la comunidad europea y los países amigos –México, Chile, Perú- están esperando las confirmaciones de los acuerdos comerciales con Europa y con la Alianza Pacifico.

También están en el partidor la Ley estatutaria que reglamenta el Fuero Militar, el Código de Policía y en opinión del Congreso la Ley que reglamenta la sostenibilidad fiscal como mensaje de responsabilidad económica que el Gobierno y el Legislativo deben seguirle enviando a la comunidad internacional”.

Expresó que esta agenda deberá ser para los pobres de Colombia, porque son pobres los que mueren en los hospitales y son pobres los más de 40 mil colombianos no condenados que están tirados en los pasillos de cárceles en completo hacinamiento.

Finalmente, insistió en que resulta necesaria una reforma política que le dé garantías a las minorías políticas que podrían desaparecer bajo el actual sistema electoral.

“Además hay que facilitarle a los colombianos su participación política en las próximas elecciones. Se les debería entregar un tarjetón para que identifiquen al candidato por el que quieren votar. El anonimato de los candidatos escondidos bajo un número impersonal facilita la compra de votos y va en detrimento del voto de opinión, que es el verdadero voto independiente y libre”.