La respuesta del Centro Democrático a La Pulla sobre impuesto a bebidas azucaradas

El partido recordó un comunicado de finales de noviembre en el que aclara que la financiación de la lista al senado, en la que está Iván Duque, fue distribuida equitativamente entre todos los candidatos.

Uno de los debates más candentes alrededor de la reforma tributaria que se tramita actualmente en el Congreso tiene que ver con el impuesto que el Gobierno pretende imponer a las bebidas azucaradas. Aunque en un principio dicho tributo fue retirado de la iniciativa, se sabe que algunos sectores que buscan revivirlo. La idea es recuperar la propuesta de aplicar el cobro de 300 pesos por litro al consumo de productos procesados como gaseosas, jugos, tés, energizantes, entre otros, con el fin de recaudar alrededor de un billón de pesos por año para el sector salud. (Vea #LaPulla: Las dulces mentiras de los congresistas acerca de las bebidas azucaradas)

El argumento acoge los lineamientos marcados por la Organización Mundial de la Salud, que a partir de múltiples estudios señala que el consumo de bebidas gaseosas tiene un impacto negativo en la salud porque incide en enfermedades como la diabetes, y es uno de los responsables de la obesidad. Sin embargo, para congresistas como el senador Iván Duque, del Centro Democrático, este tipo de impuestos no acaba con el problema, entre otras cosas, porque las gaseosas suman apenas el 3% de las calorías que consumen a diario los colombianos, razón por la cual no se puede atribuir a este solo producto como el principal causante de la obesidad en el país.

La Pulla le dedicó esta semana un capítulo a la polémica. En este, recordó que la campaña de Duque al Senado recibió financiación de parte de empresas azucareras y de gaseosas, entre ellas los ingenios Río Paila Castilla, Manuelita, Castilla y Risaralda, así como RCN Televisión y RCN Radio, empresas de propiedad del Grupo Ardilla Lulle, dueño de la Industria Nacional de Gaseosas, es decir, de Gaseosas Postobón. De hecho, el mismo ministro de Salud, Alejandro Gaviria, aseguró que en un debate de esta naturaleza deben revelarse los conflictos de intereses: “Por lo menos debería haber transparencia absoluta, por lo menos levantar la mano y decir: ‘yo tengo un conflicto de interés’, revelarlo, hacerlo público y que todo el mundo lo conozca”, dijo, en clara alusión a Duque.

En respuesta a La Pulla, el Centro Democrático recordó un comunicado público dado a conocer a finales de noviembre, cuando la discusión por el impuesto a las bebidas azucaradas estaba en su punto más alto, en el que señala la lista de candidatos al Senado que inscribió en las elecciones a Congreso de 2014 fue cerrada, y que por esa razón los aportes que llegaron a ella ingresaron a una cuenta única que estaba a nombre del gerente de la campaña, quien a su vez los destinaba según los requerimientos.

“Al ser una lista cerrada, y como lo permite el Consejo Nacional Electoral, los ingresos y los gastos se distribuyeron equitativamente entre todos los candidatos de la lista. Ninguno de los candidatos recibió dinero manera individual. Toda la información de la campaña está en el portal Cuentas Claras del CNE y es de carácter público”, señala el comunicado. Y agrega que el partido “rechaza que se quiera desacreditar el debate y los argumentos del trabajo legislativo, en este caso sobre la reforma tributaria, recurriendo a la tergiversación”. Asimismo, enfatiza que el Centro Democrático ha dado el debate sobre la reforma tributaria de manera argumentada, pública y trasparente.