Restricciones a funcionarios públicos para hacer campaña por el plebiscito

Aunque los servidores estatales pueden hacer parte de campañas para la votación del mecanismo de refrendación de los acuerdos de paz, el Consejo Nacional Electoral afirmó que no podrán usar recursos y tiempo del Estado.

La Corte Constitucional dio vía libre el lunes al plebiscito que refrendará los acuerdos de paz que alcancen los negociadores del Gobierno y las Farc en La Habana. A partir de ese día, distintos sectores políticos iniciaron campañas por el “Sí” y el “No” en el mecanismo, puesto que son las únicas opciones que tendrá el tarjetón. La votación se convocará una vez se dé la firma del Acuerdo Final entre las partes.

Por el “Sí”, se hizo oficial la designación del expresidente César Gaviria, aunque cada partido podrá desarrollar su propia campaña. El “No”, aún no ha sido encabezado por ninguna colectividad, pues el partido Centro Democrático, opositor del proceso de paz, aún no ha decidido si instar a sus seguidores a abstenerse o a votar por el “No”.

Para las campañas del plebiscito no se restringió la participación de funcionarios públicos; sin embargo, sí se decretaron ciertas restricciones para que presidente, ministros, gobernadores, alcaldes, secretarios y otros servidores estatales, hagan parte de las campañas para el mecanismo de refrendación.

El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Alexander Vega, fue el encargado de notificar qué pueden y qué no pueden utilizar los funcionarios del Estado para participar de las campañas. En diálogo con Noticias Caracol, Vega indicó que los bienes, recursos y tiempo del Estado, no podrán ser usados por quienes deseen sumarse a los proyectos para incitar a los ciudadanos a votar en el plebiscito.

Con “bienes y recursos”, el Consejo Nacional Electoral se refiere a todos los elementos que son dados por el Estado a un funcionario. Es decir, los vehículos oficiales, el celular, el computador, las oficinas y los auditorios de un servidor público, no podrán ser usados por el mismo para hacer campaña por el “Sí” o por el “No”. Sobre este aspecto hay una observación: los vehículos oficiales puede ser usados por los funcionarios únicamente para movilizarse. Usarlos de cualquier forma para hacer campaña está prohibido y, como las demás restricciones, serán investigadas y sancionados por el procurador Alejandro Ordóñez.

Esas restricciones pueden ser fácilmente sorteadas por los funcionarios. No obstante, respecto al “tiempo”, el CNE indica que no podrán hacer uso del tiempo de trabajo en sesiones, reuniones y demás actividades que deban desarrollar en su jornada laboral, con lo que se sí se coarta más la participación de los servidores estatales en campañas del plebiscito. Así, quienes deseen sumarse a las acciones de campaña, deberán limitarse a asistir a foros, a iglesias, a estadios, y todo tipo de recintos en que se desarrollen actividades para incitar a los electores a elegir. Asimismo, pueden salir a la calle y hacer campaña. Todo esto siempre y cuando, según la autoridad electoral, no interfiera con su jornada de  trabajo.

El ministro dl Interior, Juan Fernando Cristo, aplaudió las restricciones planteadas por el CNE, y además agregó que los funcionarios públicos tampoco podrán obligar a sus subalternos a tomar partido en la votación. Cristo fue enfático en la importancia de que se vigile que no se usen recursos del Estado.