Reunificación liberal, más que un embeleco

Bancada de Cambio Radical en el Senado estaría de acuerdo y ya son varios los congresistas de la U que caminan en esa línea. El tema de la consulta popular sigue vigente y muchos esperan que el presidente Santos y el expresidente Uribe se pronuncien al respecto.

Que eso de la reunificación liberal era un “embeleco”, dijo el senador Juan Lozano, presidente del Partido de la U. Sin embargo, todo parece indicar que el asunto va muy en serio y que ya Rafael Pardo, director del liberalismo, ha avanzado en sus conversaciones con más de un congresista de la misma U y de Cambio Radical.

El jefe de los rojos sigue empeñado en sacar adelante la idea de convocar a una consulta popular, que se realizaría el 30 de octubre, mismo día de las elecciones de autoridades locales y regionales, para preguntarle a militantes y seguidores si estarían o no de acuerdo con la reunificación del partido.

El pasado 4 de agosto, El Espectador reveló que Pardo, en carta enviada al Consejo Nacional Electoral, indagó sobre la viabilidad de hacer dicha consulta, incluyendo en los próximos comicios una papeleta con la siguiente pregunta: “Voto porque la Dirección Nacional Liberal promueva un proceso de reunificación liberal con otros partidos y movimientos políticos con personería jurídica, así como con grupos de ciudadanos, sobre la base de los principios ideológicos de nuestra colectividad. En consecuencia, autorizo al Partido Liberal para hacer la adecuación normativa y estatutaria que facilite este propósito”.

Ahora, el director del liberalismo reconoce que con Cambio Radical se ha avanzado y que también ha habido diálogos con gente de la U, que en muchos departamentos existen coincidencias y que hay que esperar hasta después de las elecciones. “Este es un tema que se ha venido conversando bastante, incluso desde el gobierno anterior, cuando había un abismo de diferencia entre la U y el liberalismo. Esa circunstancia cambió con la Unidad Nacional”, dijo.

Lo claro, según Pardo, es que “estamos empujando para el mismo lado y eso nos ha acercado mucho y nos ha llevado a pensar en un proceso de mediano plazo. Esa posibilidad se abre camino tranquilamente, no es contra nadie, no se trata de un cisma político”.

Claro, todavía falta mucho camino por recorrer y muchos asuntos por consensuar, en los que el presidente Juan Manuel Santos y el expresidente Álvaro Uribe juegan un papel clave. Por ejemplo, el senador Armando Benedetti, de la U, cree que los liberales deben acercarse a otros partidos, pero en la mesa de Unidad Nacional y con una agenda que incluya los principales temas del país: justicia, educación, medio ambiente y política de empleo.

“Me parece bien la unión del Partido Liberal y Cambio Radical, pero creo que la consulta es pura carpintería. La verdadera unión que requiere este país es sobre las ideas y los temas que afectan a los ciudadanos”, aseguró Benedetti. Y agregó: “A mí me gustaría volver al Partido Liberal, pero todo el mundo sabe que eso sólo se puede hacer de la mano del presidente Juan Manuel Santos y concertado con el expresidente Álvaro Uribe. La posible unión del Partido de la U con el Partido Liberal sólo será posible si Santos quiere. Por ahora habrá que esperar hasta después de las elecciones”, indicó.

Por los lados de Cambio Radical, la idea seduce y, según se conoció, durante las últimas semanas se han llevado a cabo varias reuniones entre senadores de esa colectividad y Rafael Pardo, cuyos resultados dejan entrever que existe acuerdo de bancada para abrirse hacia la reunificación. “Hemos logrado adelantar algunas conversaciones con el doctor Rafael Pardo para pensar en un futuro en una eventual reunificación de todos los que tuvimos origen en el liberalismo”, reveló el senador Antonio Guerra.

Sea como sea, la reunificación liberal viene caminando y hoy más que nunca toman relevancia las palabras que pronunciara el mismo presidente Santos al expresidente César Gaviria en julio de este añodurante un homenaje a esta colectividad: “Si ustedes me consideran su presidente, yo los considero mi partido”, dijo, lo cual fue interpretado por muchos como el primer paso de un objetivo que el jefe de Estado tendría trazado desde que llegó a la Casa de Nariño, el de la reunificación de los rojos.

Y aunque horas después, Santos tuvo que salir a aclarar en Twitter que “compartir ideas no significa abandonar el que es y seguirá siendo mi partido, la U”, desde ese entonces los rumores no paran, más aún cuando los mismos César Gaviria y Rafael Pardo han dado señales en ese sentido. “No creo que haya grandes diferencias ideológicas entre sectores que surgieron en el gobierno del presidente Uribe”, expresó el exmandatario en una entrevista con El Espectador.