Roban oficina de Prensa Rural

El director de la agencia de noticias, Rene Ayala, denuncia que más que un acto de delincuencia común parece más un acto contra el proyecto periodístico y un ataque a la libertad de prensa.

Así encontraron la oficina de la agencia de noticias Prensa RuralPrensa Rural

Sobre las 2:00 am de este miércoles se dispararon las alarmas de la oficina de Prensa Rural, una agencia de noticias alternativa que difunde información de organizaciones sociales en la Colombia profunda.  Al acudir al lugar, Rene Ayala, director del proyecto informativo, constató que las puertas habían sido violentadas, y que aunque se habían llevado objetos costoso, lo más valioso que se perdió fue la información.

“Es una oficina que compartimos con una organización, pero abrieron únicamente la oficina de Presa Rural. Sustrajeron un computador, dos juegos de luces y un disco duro de una Tera. Lo raro es que no se llevaron las cámaras que estaban por visibles, ni los equipos de edición y posproducción” expresó Ayala.

El comunicador es enfático en que esto más parece una agresión contra el proyecto de Prensa Rural y a la libertad de prensa. Por eso, hicieron la denuncia penal permitente, solicitaron al CTI recoger pruebas técnicas y asegura que insistirán en que la investigación de con el responsable del de la acción criminal. El caso ya fue denunciado ante la Fundación para la Libertad de Prensa (FIP).

“Prensa Rural es un medio de comunicación fundamental en informar a la gente de las regiones de este país, sobre lo que ocurre realmente con sectores que no tienen acceso a los grandes medios de comunicación. Quiero expresar mi indignación por el hecho de que la mañana de hoy ha sustraído importante información. Pido a las autoridades que esclarezcan este hecho, encuentren a los responsables y la información. En un momento como el que estamos viviendo este hecho suscita preocupación y puede estar inscrito en la ola de asesinatos y amenazas a líderes campesinos en Colombia”, expresó el senador del Polo Democrático Iván Cepeda.