Roy Barreras anuncia “paro legislativo” si no se incluye en el orden del día ponencia negativa de las objeciones

El senador de la U dijo que hasta que no se ponga en consideración esta petición, la bancada "propaz", que, según él, es la mayoría de la corporación, no votará ningún proyecto y la agenda del Gobierno se cancelará por culpa de Ernesto Macías, presidente del Senado.

Roy Barreras, senador de la U.Cristian Garavito - El Espectador

El pasado martes, los senadores Alberto Castilla, del Polo Democrático, e Iván Marulanda, de la Alianza Verde, radicaron la ponencia que pide archivar las objeciones presidenciales a la Ley Estatutaria de la Justicia Especial para la Paz (JEP). En ese sentido, en la plenaria de Senado de este miércoles, el congresista Roy Barreras, de la U, elevó una proposición para añadir el informe al orden del día y votarlo. Sin embargo, esta petición no triunfó porque, según Barreras, se levantó la sesión como estrategia dilatoria del presidente de la corporación, Ernesto Macías.

Le puede interesar: Debate sigue en Senado: radican ponencia negativa sobre objeciones a la JEP)

Por tal motivo, el senador de la U advirtió que si en la próxima plenaria no se pone a consideración su proposición, todos los parlamentarios defensores de la paz, que a su juicio son la mayoría, no sesionarán hasta que esta petición se resuelva.

“Hay un hecho político claro y es que la bancada 'propaz' tiene la inmensa mayoría en el Senado. Sin nosotros, sin la gente que defiende la paz, no tienen votos ni siquiera para aprobar el orden del día. De suerte que hasta que no se voten las objeciones de la JEP nada pasará en la cámara alta”, anunció Barreras.

Para él, de llegar a triunfar este “paro”, el más afectado sería el Ejecutivo. “Si el senador Macías insiste tercamente en no someter a votación el informe de objeciones, en la práctica su presidencia habrá terminado y la agenda legislativa habrá muerto por su culpa. (Las cuentas para la votación en Senado) son una derrota anticipada y hoy se sometieron a una nueva sin necesidad, pues esta decisión le hace daño al Gobierno, cancelándole sus iniciativas”, auguró Barreras.

También, el senador y arduo defensor del Acuerdo de Paz calificó de intimidatorias las consultas elevadas al Consejo de Estado acerca de si hubo vicio o no en la votación de las objeciones en la Cámara, donde una aplastante mayoría derrotó al Gobierno hundiendo los reparos con 110 votos, contra 44.

Además del anuncio de la Comisión de Acusación, dirigida por un representante uribista, de iniciar investigación preliminar contra Patricia Linares, presidenta de la JEP, y Alejandro Ramelli, magistrado de ese tribunal, por supuesto tráfico de influencias.

Lea: Comisión de Acusación abrió investigación preliminar a presidenta y magistrado de la JEP.

“Todo esto, con tal de ganar tiempo para aplazar hasta la Semana Santa, o más, esa decisión, con el fin de que puedan surtir efecto las presiones, intimidaciones y los sobornos para intentar torcer la paz, pero eso no lo van a lograr”, afirmó Barreras.

El presidente del Senado, por su parte, señaló que no pondrá a consideración la ponencia negativa hasta que no se presente el informe mayoritario que es el que está construyendo la facción uribista dentro de la comisión accidental. (También: José David Name renunció a la comisión que estudia objeciones a la JEP)

“Yo no puedo atender conceptos personales del senador Barreras, quien cree que los suyos son ley. Y si no hubo quórum para aprobar el orden del día, faltaron unos poquitos votos, no habían las condiciones y se tuvo que levantar la sesión”, apuntó Macías.

Y frente al “paro” comentó que “eso sería un pretexto muy grave para no trabajar y hay unos proyectos importantes por discutir”. La senadora Paloma Valencia, integrante de la comisión que estudia las objeciones, defendió la postura de Macías recordando que aún no hay ponencia positiva debido a que se aplazó la audiencia pública sobre el tema para escuchar todas las partes y despejar dudas.

“Creo que esto no se trata de atropellar las cosas, sino de tratar de lograr un acuerdo nacional. Parece que los del sí le temen mucho al diálogo y a que la ciudadanía pueda escuchar todos los argumentos de las partes”, sostuvo la senadora uribista.