Roy Barreras desiste de examen a Angelino pero lo remite a la Procuraduría

El presidente del Senado dijo que pondrá punto final a esta "polémica innecesaria" por el examen médico del vicepresidente y pidió a los órganos de control "hacer cumplir la ley".

El presidente del Senado, Roy Barreras Montealegre, puso este lunes punto final a la “innecesaria polémica” por la certificación médica que ordena la ley al vicepresidente Angelino Garzón. (Lea más de la negativa del vicepresidente al examen).

“Quiero decirle hoy a todos los colombianos que el Congreso de Colombia ya cumplió estrictamente con su deber y su obligación constitucional y legal, en un momento inédito de la historia institucional reciente de nuestro país y en un día específico en el que el presidente Santos entraba al quirófano y su Vicepresidente tenía una incapacidad laboral vigente expedida por los propios médicos de su EPS”, señaló.

Según él, el Congreso tenía la obligación de actuar ante la mínima posibilidad de riesgo institucional y apegado estrictamente a la ley, se siguió el procedimiento previsto en la ley que ordena que sólo las más altas autoridades médicas del país puede certificar el estado de salud de quien eventualmente deba asumir las complejas funciones de Jefe de Estado.

Y aunque desistió de adelanta dicho examen, pidió a la Procuraduría General de la Nación que si lo estima conveniente, haga cumplir la ley con respecto al examen médico.

En ese sentido, aceptando que al Congreso no le corresponden facultades coercitivas que permitan hacer efectivo el cumplimiento de la ley, remitió al Ministerio Público la evaluación de si se cumplió o no con la ley y sobre todo si se debe cumplir con el “mandato legal”.

De otro lado, indicó que el Congreso seguirá adelante en otros temas de la agenda nacional de trascendencia para los colombianos como la agenda de paz, la reforma a la salud, la reforma a la ley de justicia y paz que será anunciada este martes.

Además, el Senado se ocupará de la mesa de trabajo que sesionará el miércoles a propósito de la reforma a la educación superior y la discusión del Presupuesto General de la Nación que empieza su discusión en plenarias de Senado y Cámara.

El fin de semana el vicepresidente Angelino Garzón insistió en que lo quien sacar del cargo a través del mecanismo del examen médico.

Dijo que si lo quieren sacar de la Vicepresidencia, "que me saquen no como un hombre que conspiró contra el Presidente sino como un luchador por el respeto a la democracia y a la Constitución Política Nacional".

El vicepresidente Angelino Garzón reiteró la solicitud a las dos cámaras del Congreso para que lo reciban en sesión plenaria.

"Fui elegido vicepresidente no para conspirar contra el presidente ni contra la democracia sino para respetarla. Tampoco fui elegido para que por un golpe suerte tenga el título ex presidente", aseguró.

"Soy un hombre que cree en la democracia y por eso le estoy pidiendo al Senado y a la Cámara que me reciban en plenaria, que se dejen de discusiones estériles sobre si un médico me hace exámenes o no, quién dijo que los servidores públicos somos tornillo de una máquina que no nos afectamos, somos seres humanos y por eso pido que me reciba el Congreso, que me escuche y que abramos el debate político", agregó.