Roy Barreras, llamado a restablecer armonía en política colombiana

El virtual nuevo presidente del Senado debe trazar caminos para normalizar la relación de Casa de Nariño y Congreso, y la relación de Santos y Uribe.

El virtual nuevo presidente del Senado, Roy Leonardo Barreras Montelagre, quien se espera sea elegido formalmente este viernes, ahora asumirá el principal reto en su carrera política.

El senador vallecaucano será el responsable de trazar caminos para llegar al restablecimiento de las relaciones entre el Senado y la Cámara de Representantes.

Por eso, su primera propuesta estará encaminada a cambiar el manejo que la Casa de Nariño le ha dado a la mesa de unidad nacional.

Según él, actualmente hay un problema de comunicación y hay que mejorarlo.

“Es claro que la buena idea de una mesa de Unidad Nacional, en lugar de ser un instrumento para comunicar las políticas públicas a las bancadas, terminó siendo una reunión cerrada en Palacio, en la que se tomaban decisiones sin consultar a los partidos y los congresistas se enteraban a través de los titulares de prensa. Hay que devolverle poder a las bancadas”, dijo en entrevista con El Espectador.

En ese sentido, ya dejó claro que éste no será un Congreso arrodillado a las decisiones que asuma el Gobierno Nacional.

“El 20 de julio va a ser el día de la independencia. Será el día del restablecimiento de la armonía entre las dos ramas y nuestra disposición es apoyar las buenas políticas del Gobierno; pero no puede ser un Congreso arrodillado”, explicó.

Además, frente a sus críticos que lo señalan de haber dejado solo al expresidente Álvaro Uribe Vélez, Barreras asegura que nunca traicionó al exmandatario pues simplemente ha asumido la responsabilidad de “abrir caminos al futuro y no quedarse pensando en la guerra eterna sino en cómo terminar el conflicto”.

“Yo tengo el más profundo respeto y admiración por el presidente Uribe; además, lo quiero entrañablemente y si lo dejara de querer, no me recibirían ni en mi casa”, sostuvo.

De ahí que muchos consideren que Barreras tendrá que armonizar la relación entre Gobierno y Congreso pero también la relación de Santos y Uribe.