Salario de congresistas se podría reducir con una reforma constitucional: Daniel Palacios

Noticias destacadas de Política

El nuevo ministro del Interior dice que, según la oficina jurídica de Presidencia, no es posible bajar la paga de los parlamentarios vía decreto. Mencionó que ellos deben pasar de la “indignación” a la acción política.

Daniel Palacios, nuevo ministro del Interior, llega a dirigir la cartera de la política sin dejar de lado el espejo retrovisor. En entrevista con W Radio, se refirió a la reducción del salario de los congresistas, un tema que ha tomado relevancia no solo por la alta cifra que devengan los parlamentarios (un poco más de 34 millones de pesos mensuales), sino por la situación de pandemia que sigue afrontando el país y los gastos de representación que, a ojos de muchos, no deberían recibir los legisladores pues gran parte del tiempo están realizando su trabajo desde sus casas.

(Lea: Daniel Palacios se posesiona como ministro del Interior)

Para abordar el asunto, Palacios hizo alusión a un comentario de Juan Fernando Cristo, exministro del Interior en el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, en el que proponía que la administración del presidente Iván Duque incidiera para reducir dicho salario, de cara a la crisis por el nuevo coronavirus. “Lo que no hizo Cristo como ministro, ni Cárdenas, lo salen a proponer ahora al país. No es poner espejo retrovisor, pero no no puede salir a hacer anuncios de cosas que no hizo uno”, respondió Palacios. A su pulla, añadió que fue en el gobierno anterior en el que “más se incrementó la prima y donde se establecieron unos temas bastante elevados de representación”.

Sobre esto, el exministro Cristo contestó: “A ver si entiendo. Dicen que no eliminan gastos de representación de los congresistas por qué en el gobierno Santos tampoco se hizo? Y la crisis social por la pandemia? Y la no asistencia al Congreso? Ojo! Les pagan una plata que no se gastan, sin sustento legal”, trinó.

Después de esas palabras, el nuevo ministro aclaró que, según la oficina jurídica de Presidencia y otros juristas que han consultado, el Gobierno no pueden bajar el sueldo de esos funcionarios y otros, como los de las altas cortes, vía decreto. “Se tendría que hacer a través de una reforma constitucional”, mencionó, pues se trata de derechos laborales adquiridos. Es decir, hacerlo estaría en manos de los propios parlamentarios que, si bien han salido en redes sociales digitales a rechazar el aumento reciente que recibieron, no han aprobado los proyectos para disminuir su paga.

Al respecto, Palacios comentó que tiene fe en que el Congreso se puede autoregular. “Yo vi tanta expresión por parte de los congresistas que no dudo de que eso pase sin ningún problema. Ahí lo que debe haber es un seguimiento por parte de la ciudadanía y los medios, que se transforme esa indignación en una realidad”, agregó.

De la misma forma, el ministro explicó que el Gobierno no va a llamar a extras para que el Congreso regrese de su receso legislativo antes de marzo: “Cuando haya un proyecto que requiera atención inmediata claro que haremos uso de esa facultad constitucional de llamar a extras. Pero el paquete urgente se sacó el semestre pasado”, aseguró. En ese sentido, recordó que en ese período el Gobierno sacó adelante en el legislativo 21 proyectos, que hacen parte de las iniciativas importantes para reactivar la economía en esta coyuntura.

“Es bastante popular decir que el Congreso no trabaja, pero el período legislativo pasado tuvimos una agenda bastante fuerte. Los proyectos con mensaje de urgencia como la ley de vivienda y la ley de turismo, los alivios agropecuarios fueron aprobados”, manifestó, insistiendo en que desde 2013 no se lograba un éxito de ese tamaño en la agenda legislativa.

Ahora como ministro, Palacios dijo que impulsará la reforma a la salud, cuyo proyecto está radicado en la Comisión Séptima, la reforma estatutaria a la justicia para que el ciudadano acceda más fácil a ella, la reglamentación de la cadena perpetua para violadores de menores de edad, una reforma fiscal y social y una a la acción comunal en Colombia, que representa a unos siete millones de colombianos.

Comparte en redes: