Samper apoya protección a Piedad Córdoba

"Proteger a Piedad Córdoba no es solo proteger a una persona, es proteger a un símbolo de la lucha social colombiana", aseguró el expresidente.

El expresidente colombiano Ernesto Samper, que lidera la Secretaría General de la Unasur, apoyó este viernes la protección de la exsenadora Piedad Córdoba, quien el domingo recibió amenazas de muerte, junto a otros militantes de izquierda y de derechos humanos.

"Proteger a Piedad Córdoba no es solo proteger a una persona, es proteger a un símbolo de la lucha social colombiana", escribió Samper en su cuenta de Twitter.

Samper, justamente, anunció este jueves su apoyo a la decisión del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, de alcanzar un cese al fuego bilateral con las Farc, en el marco de las negociaciones de paz que llevan adelante el Gobierno y esa guerrilla.

Asimismo, Samper dijo que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) comparte los acuerdos entre el presidente Santos y el Frente Amplio por la Paz, del cual Córdoba forma parte. "Estamos listos para ayudar", remarcó Samper.

El Gobierno colombiano se comprometió el miércoles a "tomar las medidas necesarias" para proteger a los defensores de derechos humanos y líderes de la izquierda que han sido víctimas de una ola de amenazas de muerte provenientes de bandas criminales de origen paramilitar.

El senador del Polo Democrático Alternativo (PDA), Iván Cepeda, dijo a Efe que en una reunión realizada en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, "el Gobierno se comprometió a tomar las medidas necesarias" para protegerlos.

Según Cepeda, el Gobierno también manifestó que generará "gestos políticos" que les permitan "avanzar en el trabajo por la paz".

El parlamentario de izquierda reiteró que ellos consideran que las amenazas de muerte provienen de sectores "que quieren sabotear el proceso de paz".

Ante las amenazas, el Gobierno colombiano ordenó reforzar la seguridad de la exsenadora Córdoba y de una veintena de defensores de los derechos humanos.

Córdoba recibió este domingo en su domicilio una corona de flores fúnebre de un remitente desconocido, acción que se suma a una misiva de amenaza firmada por la banda Águilas Negras que fue enviada a una veintena de activistas del norte del país.

Entre los amenazados hay militantes de los partidos de izquierda Marcha Patriótica y Unión Patriótica, este último prácticamente exterminado en los años ochenta y noventa del siglo pasado por los paramilitares. 

Temas relacionados