Santos asegura que fast track irá hasta el 30 de noviembre

Así lo aseguró durante su visita a Canadá. Son nueve los proyectos de ley y de reforma constitucional que todavía están en trámite en el Congreso.

Archivo El Espectador

El tiempo corre para que se cumpla la fecha para que se acabe el fast track, y el camino no está claro para los proyectos de ley que el Gobierno busca aprobar por medio de este procedimiento. Pero, aunque queda apenas un mes, hasta el próximo 30 de noviembre, el presidente Juan Manuel Santos, durante su visita a Canadá, se mostró optimista ante los plazos.

Nos queda un mes yo estoy seguro que el Congreso va responder, es la palabra empeñada del Estado colombiano. La comunidad internacional está pendiente de que se cumplan los acuerdos, que avancemos en el cumplimiento de ellos, y estoy seguro de que el Congreso con lo que ha hecho hasta el momento va responder y va ayudar a que la palabra empeñada de los colombianos ante el mundo se cumpla”, aseguró el mandatario.

(Lea aquí: La hora cero del Acuerdo de Paz).

Santos también dijo que, aunque hay algunas interpretaciones que dicen que el fast track podría extenderse por 30 días más, “estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance y estamos trabajando con el 30 noviembre como la fecha para hacer aprobar las principales leyes que todavía están en el Congreso”.

Pero entre las palabras de Santos y la realidad hay una gran diferencia. Solo para mencionar uno de las dificultades que se han encontrado en el Congreso los proyectos relacionados con la implementación del acuerdo de paz con las Farc, si esta semana no se aprueban la reforma política, la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y la personería jurídica del partido político de la exguerrilla, quedaría en veremos el principio de “cambiar balas por votos”.

(También: Reforma política, a nado de perro).

Las dificultades para lograr que estos proyectos se aprueben se debe a que se han encontrado con el ausentismo de muchos congresistas, incluyendo a los parlamentarios que pertenecen a la Unidad Nacional; la salida de Cambio Radical de la misma coalición, agravada por la oposición que ha hecho el presidente de la Cámara de Representantes, Rodrigo Lara, a la ley estatutaria de la JEP, y al comienzo de la campaña para las elecciones del año entrante, que se ha convertido en un freno para la reforma política, pues esta se debería aprobar antes del 11 de noviembre, cuando comienzan las inscripciones de los candidatos a las elecciones parlamentarias.

Y, a pesar de las declaraciones de Santos en Canadá, varios miembros del Gobierno han insistido para que se descuenten de los plazos del fast track las vacaciones tomadas por los congresistas a mitad de año, jugada que permitiría que haya un mes más de plazo para este procedimiento en el Congreso.