Santos condenó la acción del ELN pero insistió en la paz

En entrevista con el canal mexicano Televisa, el mandatario se refirió también a la caída de su imagen favorable en las encuestas y a la discusión que quiere plantear sobre la guerra contra las drogas.

Presidencia

El presidente Juan Manuel Santos habló de la explosión de una mina antipersonal que le hizo perder las extremidades inferiores a un soldado profesional en Norte de Santander. Dijo que es un acto salvaje que implica "un retroceso en la búsqueda de la paz. Pero esa es la guerra que quiero acabar. Lo ideal es que lleguemos a un acuerdo también con el Eln, aunque entiendo que los colombianos desconfíen de la voluntad de la guerrilla con actos como este".

Por otro lado, hizo referencia a la negociación de paz con las Farc en Cuba. El primer mandatario aseguró que "la probabilidad de alcanzar la paz es de más del 50 %" y que "un país con 50 años de guerra es un país al que se le acaban sus bases sociales. Tenemos que recuperar el tejido social".

Cuestionado sobre las similitudes entre las Farc y los carteles de droga, Santos dijo que "es diferente un grupo guerrillero que ha tenido unos ideales políticos a un grupo narcotraficante. Las Farc han aceptado su participación en la cadena del narcotráfico. Y se comprometieron a colaborar con el gobierno para acabar con el tráfico de droga. Eso, para un país que sigue siendo uno de los principales exportadores de droga, es fundamental".

Por otro lado, el presidente dijo que su propuesta "es una discusión para ver nuevos caminos para enfrentar la guerra contra las drogas que no hemos ganado. Si el mundo entero aprueba la regulación del consumo de drogas estaré de acuerdo. Por ejemplo, me queda muy difícil encarcelar a un campesino por cultivar marihuana si en Estados Unidos es legal fumarse un cigarrillo de esa sustancia en un bar".