Santos descartó hacer una pausa en el proceso de paz

El mandatario señaló que es el momento para "acelerar" el proceso para "ponerle fin al conflicto de forma definitiva".

El presidente Juan Manuel Santos celebró el acuerdo alcanzado con las Farc sobre el punto dos relacionado con las garantías para el ejercicio de la oposición política y la participación ciudadana de esa guerrilla.

"Se ha hablado de romper las conversaciones o de hacer una pausa. No lo vamos a hacer. Cuando avanzamos, cuando se ven resultados, no es momento de parar, sino todo lo contrario: de acelerar, de continuar con más ánimo y con más entusiasmo para lograr ponerle fin al conflicto en forma definitiva", afirmó Santos.

y agregó: " Sería irresponsable romper o hacer una pausa cuando estamos logrando avances reales. Sería irresponsable sacrificar la mayor oportunidad de paz que ha tenido el país por cálculos políticos o cuestiones de tiempo. Debemos continuar. Debemos perseverar. No hacerlo sería traicionar la esperanza de millones de colombianos y de las futuras generaciones".

En alocución presidencial el mandatario descartó hacer una pausa en el proceso de paz, señaló que "un conflicto de 50 años es muy difícil terminarlo en 50 semanas".

Santos dijo que entiende que “la impaciencia y el escepticismo de algunos –yo soy el primer impaciente– pero tenemos que entender que la paz no se hace con los amigos sino con los enemigos; que estos procesos son complejos, y que un conflicto de 50 años es muy difícil terminarlo en 50 semanas”.

El mandatario destacó que se ha avanzado, aunque no al rítmo que se esperaba.

Hemos avanzado, no al ritmo que hubiéramos querido, es cierto, pero con resultados concretos y acuerdos sustanciales”, agregó.

Así mismo, dijo que “hay resultados que nos permiten seguir firmes en la esperanza de lograr un acuerdo final”.

Dijo que el acuerdo de participación política “es otro tema importante –muy difícil también– en el que logramos ponernos de acuerdo sobre algo fundamental para nuestra nación: una mayor apertura democrática para la construcción de la paz”.

“Entendemos que –luego de la terminación del conflicto– será necesario abrir aún más nuestra democracia: abrirla a nuevas voces y a nuevos proyectos políticos que enriquezcan el debate, y que tengan todas las garantías de transparencia y equidad en las reglas del juego”, explicó.

“El acuerdo que hoy se anunció no es solo un acuerdo para la futura participación de una guerrilla desmovilizada”, manifestó el mandatario.

Según explicó el presidente, el acuerdo para la participación política de las Farc “sirve a toda la sociedad, porque facilita la creación de nuevas expresiones políticas, que promueve el pluralismo y la tolerancia que tanta falta nos hacen, y que fomenta –como ordena nuestra Constitución– la participación ciudadana”.

Para santos, “la paz no se hace en La Habana. La paz la construye la gente –¡la construyen ustedes!– en los territorios, y para eso hay que fortalecer los mecanismos de participación”.

Lo que se acordó

El presidente explicó que se acordó poner en marcha un sistema integral de seguridad para el ejercicio de la política.

Se acordó un mecanismo para que –luego de terminar el conflicto y con participación de las organizaciones políticas nacionales– se expida un Estatuto para la Oposición.

Se acordó impulsar normas que den garantías y promuevan la participación ciudadana de personas y movimientos sociales.

Se acordó crear una Misión Electoral, conformada por expertos, para que nos dé recomendaciones sobre medidas que generen mayor transparencia y participación en nuestro sistema electoral.

Y se acordó crear Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz en la Cámara de Representantes para los territorios que más han sufrido la violencia.