Santos estaba negociando en la Habana con interlocutores equivocados: Pastrana

“..en Cuba no están todos los que son ni son todos los que están”, dice carta del exmandatario.

Celebro sus valientes rectificaciones en pro de la paz de Colombia”, dice el expresidente Pastrana en carta enviada al mandatario de los colombianos, Juan Manuel Santos.

En la misiva, el exmandatario conservador advierte que el Gobierno ha estado negociando con los interlocutores equivocados, pero al tiempo reconoce la valentía del presidente para hacer las debidas “rectificaciones en pro de la paz de Colombia, de la cual seré siempre incansable trabajador”.

Pastrana considera que en Cuba, en representación del grupo de las Farc, “no están todos los que son ni son todos los que están”.

Carta

Doctor
JUAN MANUEL SANTOS CALDERON
Presidente de la República
Ciudad
Estimado Señor Presidente:

"Recibí su amable carta sobre su filosofía de política exterior mientras me enteraba por diversos medios de la revelación pública de su alianza para que, entre otras cosas, "el país sepa quiénes fueron los responsables de la pérdida de mar", según confesión del expresidente Ernesto Samper. El país está atento a los resultados de esta empresa política.

En una semana signada por la marcha por las víctimas y la paz convocada por la Marcha Patriótica, registro complacido varios giros a favor del proceso de paz de La Habana. Tras advertir (Entrevista Andrés Pastrana. El Espectador, 23 de marzo) que en la mesa de negociación no estaba representada el ala militar de las Farc, que además maneja el narcotráfico, fui 'desmentido'. "Un día amanecen con que las FARC están divididas y que van a cambiar los voceros. Mentiras.", sentenció el señor Presidente (Santos, cansado de las "mentiras de la oposición", Revista Semana, 7 de abril).

Sin embargo, los hechos (Las razones para que 'Pablo Catatumbo' y 'Fabián Ramírez' estén en La Habana. El Espectador, 4 de abril) apuntan hacia que el Gobierno ha estado negociando con los interlocutores equivocados. O, al menos, a que en Cuba no están todos los que son ni son todos los que están. De ahí que el despeje y el cese de operaciones de 48 horas para garantizar la presencia de representantes del ala militar de las Farc en La Habana constituyan un acierto del señor Presidente para enderezar el rumbo del proceso que estuvo en peligro de colapsar.

Celebro sus valientes rectificaciones en pro de la paz de Colombia, de la cual seré siempre incansable trabajador, y sin otro particular me suscribo del Señor Presidente".