Santos insiste a Congreso necesidad de aprobar Ley de Desmovilizados

El presidente afirmó que el país necesita una estrategia que le permita superar la violencia de los últimos 40 años.

El presidente Juan Manuel Santos afirmó este lunes que el país necesita una estrategia que le permita superar la violencia de los últimos 40 años y hacer sostenible la paz en todo el territorio nacional.


Necesitamos una estrategia de cierre que nos saque definitivamente de los ciclos de violencia y haga que la paz sea sostenible y duradera”, dijo Santos al hacer una reflexión sobre la sostenibilidad de la paz, en su intervención durante el VII Encuentro de la Jurisdicción Constitucional, que se cumplió en Bogotá.


Recordó que una causa de la violencia rural ha surgido de conflictos en el uso y la tenencia de la tierra, por lo cual el Gobierno se está concentrando en fomentar el desarrollo rural, en formalizar los derechos de propiedad y en devolver sus tierras a quienes fueron despojadas de ellas.


Hizo énfasis en que la “estrategia de cierre” debe incluir la atención a las víctimas de la violencia.


“Cualquier solución definitiva requiere que las víctimas de todo tipo sean reconocidas y que sus derechos sean restablecidos. De lo contrario, no sólo perdurará la injusticia, sino que no construiremos el consenso que soporte y asegure el fin de la violencia”, explicó el Jefe de Estado.


Y subrayó que este aspecto es precisamente lo que se propone hacer el Gobierno con la implementación de la Ley de Víctimas.


Además, el Presidente Santos manifestó que la estrategia de cierre necesita de un gran consenso entre las diferentes ramas del poder para cumplir con el propósito constitucional de lograr la paz.


No vamos a cerrar el ciclo si seguimos construyendo soluciones a pedazos, con una rama respondiendo a la otra de acuerdo con la coyuntura”, indicó Santos.


Agregó que el comienzo de la solución está en reconocer la necesidad de un marco jurídico que abra el espacio para poder cerrar los capítulos del conflicto armado interno.


Por eso advirtió que no se pueden tratar los efectos de tres o cuatro décadas de conflicto como un problema de política criminal ordinaria, porque así no habrá verdadera justicia para las víctimas ni esclarecimiento de la verdad.


Tenemos que pasar a una estrategia integral del Estado que determine las responsabilidades de las más graves violaciones, aclare los patrones, contribuya a la construcción de la verdad histórica, atienda al conjunto de víctimas en su totalidad, y que permita –a la vez- la reintegración efectiva de los desmovilizados, con seguridad jurídica”, puntualizó el Jefe de Estado.


Gobierno insiste a Congreso necesidad de aprobar Ley de Desmovilizados


A su turno,el alto consejero para la Reintegración, Alejandro Éder, dijo que “lo importante de este acto legislativo es que busca dar una estabilidad a las políticas de paz no solo en las actuales sino también en las futuras”.


Por eso, pidió entender que el proyecto de reforma constitucional “no sólo es para los desmovilizados sino también para toda la sociedad colombiana, si lo que queremos es un país en paz”.


“En este momento en el caso de los desmovilizados actuales ya se han agotado todos los mecanismos y posibilidades legales, entonces lo que queda es tratar de darle en marco constitucional a la justicia transicional para que se permita no sólo que haya más estabilidad al proceso de reintegración sino en todas las herramientas de justicia transicional”, explicó.


Al referirse sobre la preocupación por el limbo jurídico de cerca de 25 mil desmovilizados, Éder dijo que en ese grupo están los reinsertados entre 2003 y 2006 que llevan mucho tiempo en la legalidad, han restaurado sus vidas sentimentales y “no es tan fácil que esas personas vuelvan a la ilegalidad porque se están formando”.


Sin embargo, “el problema es que si nosotros como sociedad les cerramos la puerta a la legalidad no les estamos dejando más opciones, pero en su gran mayoría, confío harían lo posible por estar en el marco de la ley”.