Santos: justicia transicional será "uno de los mayores legados del proceso colombiano"

El primer mandatario recibió este martes el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Alfonso X de Madrid.

Presidencia

El presidente y flamante premio Nobel de la Paz, Juan Manuel Santos, afirmó este martes en Madrid que el fin del conflicto en Colombia será "un legado" para el mundo, y en particular el sistema de justicia transicional.

El mandatario recibió un doctorado Honoris Causa en la universidad Alfonso X el Sabio, en las afueras de Madrid. Su padrino honorífico fue el ex presidente del gobierno español Felipe González (1982-1996), al que el propio Santos otorgó la nacionalidad colombiana en diciembre de 2014.

En su discurso de aceptación, Santos, que recibió el sábado en Oslo el premio Nobel de la Paz, recordó "seis años de pruebas y desafíos", en los que se negoció la paz con las Farce hizo falta modificar un primer acuerdo, derrotado por estrecho margen en un plebiscito el 2 de octubre.

El texto renegociado fue finalmente ratificado por el Congreso el 30 de noviembre, para poner fin a un conflicto de más de medio siglo, el más antiguo de América Latina.

Según él, este acuerdo de paz será ahora "un legado para las nuevas generaciones de colombianos, pero también para el mundo".

Santos añadió que dicho acuerdo podría ser en el futuro "un modelo para la resolución de conflictos en el mundo", en particular por su sistema de justicia transicional, encargada de juzgar los delitos cometidos durante el conflicto, y que plantea penas alternativas a la cárcel.

"Esa justicia transicional, que hace posible que una sociedad transite de la guerra a la paz, será uno de los mayores legados del proceso colombiano para el mundo", aseveró el mandatario, confiado en que a partir de ahora "la paz va a impulsar el crecimiento económico y la inversión".

Santos tuvo por último palabras de agradecimiento a España, "país amigo de verdad en las buenas y en las malas", por su apoyo durante las negociaciones de paz con las Farc abiertas en 2012 en La Habana.

Del lado económico, los españoles "nos pueden ayudar muchísimo", añadió, valorando el desarrollo de la tecnología agroalimentaria, el turismo y las infraestructuras en el país europeo, un tema que dijo haber abordado este martes durante un almuerzo con el rey Felipe VI.

Por su lado, en su encomio, Felipe González recordó su relación de larga data con Santos, y lo elogió como un hombre "sorprendentemente sereno", que como ministro de Defensa (de 2006 a 2009) "conoció la entraña del conflicto y sabía que los errores anteriores no se podían cometer".

Temas relacionados