Santos llega a El Orejón, (Antioquia)

El presidente Juan Manuel Santos visitará la región elegida como el primer plan piloto de desminado humanitario. La vereda del municipio de Briceño fue conocida como "el pueblo más minado de Colombia".

El Orejón tenía más minas antipersonal que número de habitantes.Archivo

El Orejón, vereda del municipio de Briceño, en el suroccidente antioqueño fue, hasta hace muy poco, una zona que contaba más minas antipersonal que número de habitantes. 100 campesinos vivieron durante décadas con la amenaza constante de pisar, al menos, unos 3.000 artefactos explosivos. A esa zona del país, elegida como la primera para implementar el plan piloto de desminado humanitario -producto del Acuerdo de Paz- llegará este lunes el presidente Juan Manuel Santos, acompañado de la canciller María Ángela Holguín.

“En la visita, se van a inaugurar las primeras obras construidas, con la participación de diferentes entidades del Gobierno y de cooperación internacional”, explicó Javier Andrés Cuaical, asesor del Plan Fronteras, del Ministerio de Relaciones Exteriores. Entre ellas, se va a entregar la biblioteca del corregimiento Pueblo Nuevo, la escuela de la vereda El Orejón y el puente en la quebrada El Pescado, que comunica las veredas de la zona con Briceño.

Son, en total, 17 proyectos que suman $ 22.000 millones de pesos, invertidos en el que, en su momento se conoció como el pueblo más minado de Colombia. “Tanto el presidente como la canciller van a poder hablar con la comunidad de la zona para conocer cómo ha sido la construcción de confianza”, añadió el funcionario de la Cancillería. En las veredas aledañas al municipio de Briceño, además, se ha venido llevando a cabo el plan de sustitución de cultivos ilícitos.

Otros de los proyectos son: producción de alimentos para el consumo familiar y para el mercado local en Orejón, La Calera, Pueblo Nuevo, Altos de Chirí y Buenavista; la generación de Ingresos a través de cultivos de fríjol, maíz, maracuyá y forrajes; la instalación de Kioskos Vive Digital en Orejón y en Pueblo Nuevo; Placa polideportiva; Técnicos en salud pública; Telemedicina; potabilización de agua para infraestructura social y proyectos de Participación Ciudadana.

“Si uno compara este monto de inversión frente a más de 50 años de conflicto y de olvido por parte de las entidades, creo que es una cantidad bastante justa para todo lo que requiere esta comunidad de esta zona del país”, concluyó Javier Cuaical.

 

 

últimas noticias

Partido de la U salvó la reforma política

El amargo cierre legislativo de Iván Duque