Santos quiere ser recordado como el presidente que eliminó la reelección en Colombia

Durante la posesión del Congreso, el presidente de la República dijo que Colombia ha dado un paso hacia la modernización y la debida alternación en el poder.

Este lunes 20 de Julio, durante la posesión del Congreso de la República 2015-2016, el presidente Juan Manuel Santos agradeció al Congreso por la eliminación de la reelección presidencial y dijo que este es un gran paso hacia la modernización.

"Gracias al Congreso Nacional –que estuvo a la altura de sus responsabilidades– la democracia colombiana probó que era capaz de reformarse para eliminar la reelección presidencial y la de los más altos cargos del Estado, restituyendo el necesario equilibrio de poderes", señaló Santos en su discurso.

Indicó que mientras en muchos países se imponen reelecciones sucesivas o incluso indefinidas –a riesgo de caer en ese caudillismo o personalismo que sienta tan mal a las democracias–, en Colombia se ha dado un paso hacia la modernización y la debida alternación en el poder.

"Yo me siento orgulloso –y ustedes también deben sentirse orgullosos– de este paso que dimos. Y prefiero ser recordado, no como el último presidente que fue reelegido, sino como el presidente que eliminó la reelección en Colombia y fortaleció así nuestro sistema republicano", agregó.

"Ahora nos corresponderá –a ustedes y a nosotros– sacar adelante el proyecto de ley estatutaria de la Administración de Justicia que reglamente y ponga en marcha una justicia mejor administrada, más ágil y más cercana al ciudadano. De esta manera, habremos cumplido dos objetivos esenciales: fortalecer nuestra democracia y fortalecer nuestra justicia", subrayó Santos.

El presidente destacó que así como el Congreso del periodo anterior se destacó por iniciativas tan importantes como la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, la Reforma a las Regalías, la Ley de Ordenamiento Territorial, la Reforma de Sostenibilidad Fiscal o la Ley Estatutaria de Salud –entre muchas otras–, "podemos decir que este nuevo Congreso –en su primer año– no se ha quedado atrás".

Santos recordó que hace dos siglos terminó ese corto periodo de cinco años de libertad que se conoció como la Patria Boba. Y comenzó la cruenta Reconquista. "¿Cómo ocurrió esto? ¿Cómo pasamos de la ilusión al desencanto? ¿Cómo pasamos de la esperanza a la tragedia? La causa fue la división. En lugar de trabajar unidos para edificar una nación autónoma y próspera, nuestros líderes se dedicaron a pelear entre sí, a discutir por privilegios y formas de poder, a organizar guerras civiles, y se olvidaron del verdadero enemigo".

"Cuando se dieron cuenta ya era muy tarde, y las tropas del general Morillo estaban en la puerta, listas para tomar el control de un pueblo que no estuvo a la altura de su libertad. Hoy, dos siglos después, nos enfrentamos a un momento similar. Hemos obtenido en los últimos años grandes triunfos – sociales, económicos, políticos, internacionales– y avanzamos al fin en la búsqueda de la paz, lo que debería llenarnos de entusiasmo y llamarnos a trabajar unidos por el país".

Santos invitó al país, a los 48 millones de colombianos, "a que serenemos los espíritus y depongamos las armas entre nosotros. Los invito a que respetemos nuestras diferencias. Porque no se trata de que pensemos igual. Se trata de que concentremos nuestras energías en luchar contra los verdaderos enemigos, que son la pobreza, la inequidad, el desempleo, la corrupción, la inseguridad y la guerra".