Se hunde proyecto que buscaba legalizar el consumo recreativo de la marihuana

Noticias destacadas de Política

La plenaria de la Cámara votó de forma mayoritaria el archivo de la iniciativa que busca legalizar el consumo adulto de esta sustancia psicoactiva. Se impusieron los argumentos de proteger a los niños y el peligro de que aumentara el consumo.

Nuevamente en el Congreso se hunde una iniciativa que buscaba reglamentar el consumo recreativo de la marihuana en el país. El proyecto, cuyos principales autores fueron los representantes liberales Juan Carlos Losada y Juan Fernando Reyes Kuri, sufrió una ponencia de archivo liderada por una mayoría, que incluso incluyó miembros del Partido Liberal. La votación fue apabullante: 102 votos a favor del archivo contra 52.

El debate duró más de cinco horas y en esta ocasión se logró que el proyecto de acto legislativo se hundiera. Vale recordar que en Comisión Primera de la Cámara se había intentado una jugada similar, pero la iniciativa se había salvado por tan solo tres votos, incluyendo el del representante Gabriel Santos, del Centro Democrático. Sin embargo, en esta ocasión, la proporción representantes de línea conservadora era mayor en plenaria que en Comisión y el partido de Gobierno incluso obligó a votar en contra bajo una orden de bancada.

La propuesta que se hundió en la noche de este martes buscaba que se modificara el artículo 49 de la constitución, el cual señala que en el territorio nacional “el porte y el consumo de sustancias estupefacientes o psicotrópicas está prohibido, salvo prescripción médica”. El texto presentado por los representantes Losada y Reyes Kuri buscaba que se incluyera una excepción para el cannabis de uso adulto, es decir, recreativo.

Entre las muchas peculiaridades del debate de este martes, vale destacar que se llevó en la presencialidad, con algunos representantes que estaban en la plataforma de videollamada. Esto debido al pronunciamiento de la Corte Constitucional que señaló que los actos legislativos, al reformar la Carta Magna, debían ser debatidos en el capitolio y que solo algunas excepciones daban para que este procedimiento se llevara a cabo de forma virtual.

La presencialidad hizo que el debate tomara mucho más tiempo del esperado, debido a que para cumplir las medidas de bioseguridad se tuvo que repartir los representantes en los muchos salones del Congreso, pero aún así tenían que responder a lista y votar en el recinto de la Cámara. Lo que implicó que intervenciones y votaciones se hicieran por pequeños grupos.

Tras superarse el demorado registro, el debate comenzó con la intervención de los dos autores principales. El primero en estar frente los micrófonos fue el representante bogotano Juan Carlos Losada, que volvió a centrarse en su argumento de que es necesario cambiar la estrategia ante la clara prueba de que la guerra contra las drogas ha cobrado millones de vidas humanas y recursos sin dar mayores resultados.

“Es hora de mirar el problema del consumo de drogas desde una perspectiva enteramente distinta a la perspectiva prohibicionista y violadora de las libertades y los derechos plenos de los ciudadanos”, señaló Losada, que citó a Albert Einstein para decir que es una locura seguir insistiendo en la prohibición cuando en más de tres décadas no ha dado mayores resultados.

Losada hizo referencia a los casos de varios estados de los Estados Unidospara demostrar el rentable negocio que es la marihuana recreativa y de lo eficiente que resultaría arrebatar este tipo de negocios de la manos de las mafias, que han aprovechado la prohibición para hacerse con el control de estas rentas. Asimismo, recordó que los más perjudicados en esta lucha contra las drogas son los eslabones más débiles: cultivadores y consumidores.

El siguiente en intervenir fue el representante Juan Fernando Reyes Kuri, que tuvo una intervención similar a Losada. Reyes se centró en desmentir los argumentos de que este proyecto podría favorecer el consumo de marihuana en menores de edad e hizo enfásis en la gran cantidad de empleos que podría generar los cultivos legales de esta sustancia psicoactiva.

A los autores los siguieron los representantes que propusieron la ponencia de archivo, el primer de ellos fue el conservador Buenaventura León. “Por nuestros niños y jóvenes presentamos esta ponencia de archivo”, señaló el representante por Cundinamarca, que aseguró que “legalizando el consumo de esta sustancia se está levantando la prohibición de consumo en parques y cerca a colegios”.

El representante coincidió con los autores del proyecto en que no se debe penalizar el consumo de marihuana, pero que el proyecto debe ir apuntado a una filosofía preventiva y no al consumo: “El proyecto difiere del propósito de presentar protección, ya que se abre el consumo sin que medie un enfoque terapéutico que lo reduzca”.

La oposición al proyecto también vino de algunos liberales, como Víctor Manuel Ortiz. Este incluso llegó a lanzar duras palabras a los consumidores de marihuana, a los que les llegó a decir: “Si quieren consumir, que se vayan a Estados Unidos, para para los 11 estados donde la droga está legalizada”.

Este justificó su oposición al proyecto en que los consumidores de este tipo de sustancias generan síntomas de abandono social y comportamientos suicidas. “No se trata de atacar la política de drogas, queremos defender nuestra juventud. Defender la familia”, concluyó.

Otro de los que se opuso fue el representante Erwin Arias, que también se ha opuesto a otros proyectos de corte liberal como es el de la reglamentación de la eutanasia. Arias dijo en la plenaria que no planeaba satanizar entre buenos y malos con los autores y hasta llegó a reconocer “que estamos perdiendo la guerra contra las drogas”.

Sin embargo, señaló que estaba en contra del proyecto porque se le abría la puerta a un deterioro en la salud pública por un posible aumento en el consumo. También señaló que el proyecto tenía fallas en cuanto a la protección de los jóvenes, por lo que primero se tenía que trabajar en evitar el consumo de marihuana en estas poblaciones para que se pudiera pensar en abrir los espacios de consumo adulto.

Comparte en redes: