Se hundió proyecto que acababa con el aborto en Colombia

De esta manera sigue siendo legal el aborto cuando está en riesgo la vida de la mujer, cuando existe malformación fetal y cuando el embarazo ha sido producto de una violación.

La comisión primera del Senado hundió este miércoles el proyecto del Partido Conservador que buscaba acabar de manera definitiva con la práctica del aborto.

Los argumentos en defensa de la abolición de las excepciones del aborto (cuando está en riesgo la vida y salud de las mujeres, cuando existe malformación fetal incompatible con la vida extrauterina y cuando el embarazo ha sido producto de violación), no fueron válidas para la mayoría de los legisladores.

Con una votación de nueve en contra y siete a favor del proyecto, la comisión hundió la iniciativa.


  • Hernán Andrade Serrano (Partido Conservador)- a favor del proyecto
  • Luis Carlos Avellaneda Tarazona – en contra del proyecto
  • Roy Leonardo Barreras Montealegre - en contra del proyecto
  • Juan Manuel Corzo Román - a favor del proyecto
  • Juan Fernando Cristo Bustos - en contra del proyecto
  • Eduardo Enríquez Maya - ausente
  • Manuel Enríquez Rosero – a favor del proyecto
  • Juan Manuel Galán Pachón - ausente
  • Jesús Ignacio García Valencia - en contra del proyecto
  • Roberto Gerlein Echeverría - a favor del proyecto
  • Hemel Hurtado Angulo – a favor del proyecto
  • Jorge Eduardo Londoño Ulloa - en contra del proyecto
  • Parmenio Cuellar - en contra del proyecto
  • Karime Mota y Morad - en contra del proyecto
  • Juan Carlos Rizzetto Luces - a favor del proyecto
  • Carlos Enrique Soto Jaramillo - en contra del proyecto
  • Luis Fernando Velasco Chaves - en contra del proyecto
  • Juan Carlos Vélez Uribe - a favor del proyecto

Los argumentos de los senadores

El senador de La U, Roy Leonardo Barreras, quien presentó ponencia negativa, dijo que “el aborto siempre es una decisión triste y ninguna colombiana quiere abortar pero no vamos a permitir que además metan a la cárcel a aquellas mujeres que se ven obligadas a interrumpir el embarazo porque las violaron, porque tienen en riesgo su vida o porque el feto llega con una malformación congénita”.

“Este proyecto es un paso atrás en la historia y en la ciencia, y va en contra de los derechos adquiridos de las mujeres y penalizaría no solamente el aborto sino la anticoncepción, la fecundación in vitro, las terapias de células madre o la eutanasia pasiva”, explicó.

A su turno, el senador Juan Fernando Cristo, calificó de “salvajada” lo que se le quería hacer a las mujeres colombianas con el proyecto conservador.

“Es un abuso del Congreso intervenir la libertad de la mujer; que cada una tome su propia decisión, por qué vamos a decidir si prevalece la vida del feto o la de una madre que está en riesgo con ese embarazo”, señaló.

En ese sentido, la única mujer de la comisión primera, la senadora Karime Mota y Morad, votó en contra de la iniciativa. “No me siento con la autoridad moral de condenar a una madre que sabe que su niño apenas va a vivir unas horas o definitivamente decide interrumpir su embarazo”, aseguró.

Sin embargo, la senadora fue clara en aseverar que sería la primera en acudir a respaldar una iniciativa que permita acabar con los abortos ilegales. “Este proyecto no va a impedir que se den las prácticas clandestinas del aborto e igual si no se aprueba no implica que el aborto deje de ser delito en nuestro país”, sostuvo.

En defensa de la iniciativa, el presidente del Partido Conservador, senador José Darío Salazar, se defendió de quienes le han llegado a decir hasta “cobarde”.

“Si defender la vida del inocente, la vida del indefenso, del que no puede hablar, si criticar a quienes decretan la muerte al inocente y no al victimario, es un acto de cobardía, pues acepto que soy un cobarde”, aseguró.

Antes de la votación, Roy Barreras relató cómo una persona que acompañaba el proyecto se le acercó a ‘amedrentarlo’ con apartes de la Biblia.

“Una persona se me acercó y me dijo que quienes estamos en contra del proyecto seremos sujetos de todas las plagas”, contó el legislador.

La polémica

La polémica de la jornada de votación del proyecto estuvo por cuenta del senador Juan Manuel Corzo, quien reveló crudas imágenes de un aborto.

De inmediato se hizo necesaria la intervención del senador Roy Leonardo Barreras, quien pidió la interrupción de la transmisión de las imágenes para que prevalecieran los derechos de los niños, teniendo en cuenta que muchos menores están en semana de receso escolar y podrían estar viendo esas duras imágenes.

Corzo reculó y procedió a pedir que no se proyectara el video del aborto para no ocasionar más polémicas.

La posición del Gobierno

El ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, dijo que “nosotros en el Gobierno no hemos tomado una posición y es uno de los asuntos que propiamente la ley de bancadas es un asunto de consciencias”.

“Que cada parlamentario vote como le dicte su consciencia”, sostuvo.

Sin embargo, a término personal, Vargas Lleras dijo que es partidario de no modificar la Constitución.