"Se incorporaron 57 de los 60 cambios propuestos por voceros del No": De la Calle

El jefe de la delegación de paz del Gobierno, Humberto de la Calle, y el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, explicaron ante la plenaria de la Cámara de Representantes los cambios que tuvo el nuevo acuerdo firmado con las Farc.

Ante 147 representantes a la Cámara, en el marco de la refrendación del nuevo acuerdo de paz pactado con las Farc, el jefe de la delegación de paz del Gobierno, Humberto de la Calle, y el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, hicieron este miércoles un férrea defensa de los cambios que se introdujeron al texto con las propuestas que fueron hechas y discutidas por los voceros del No.

De acuerdo con De la Calle,  después de extensas jornadas de trabajo con los líderes del No y discusiones con las Farc en la mesa de diálogos de La Habana se logró incorporar al nuevo texto “el mayor número posible de cambios, 57 de los 60 propuestos”. El plenipotenciario del Gobierno puso como ejemplo de dichos ajustes estructurales la exclusión del bloque de constitucionalidad: “se puede constatar en las 310 páginas del nuevo acuerdo de que la expresión 'bloque de constitucionalidad' no existe. No se apeló a esa figura. Se desistió de la idea de que todo el acuerdo hiciera parte de la Constitución”, recalcó.

El jefe de la delegación de paz hizo además un llamado a la Cámara sobre la urgencia de la implementación de lo acordado, teniendo en cuenta que el cese al fuego sigue siendo frágil:  “ustedes han visto que ya han ocurrido incidentes, porque una guerrilla en las condiciones de los protocolos vigentes tienen una duración limitada”, insistió al señalar la importancia de la supervisión de organismos internacionales en la verificación del cese al fuego y el proceso de dejación de armas por parte de las Farc. “Se acordó un proceso transparente y claro de dejación de armas, que quedaran, después de 6 meses, en manos de Naciones Unidas”, detalló.

En igual sentido se pronunció el alto comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, quien sostuvo que la misión que tienen los congresistas en sus manos es trascendental para el país.   “No se nos puede olvidar lo que estamos haciendo. Estamos tratando de acabar una guerra de más 50 años. Y no puede ser que por enredos jurídicos e interpretaciones diversas como la del bloque de constitucionalidad no seamos capaces de ponernos de acuerdo en lo que hay que hacer que es terminar el conflicto”, declaró.

Respecto a las críticas de algunos sectores del No al nuevo acuerdo, Jaramillo resaltó que en el texto quedó explícito el compromiso de las Farc a presentar los listados de sus miembros, incluidas las milicias, para la dejación de armas y la reincorporación. “Además se creó la obligación de que los comandantes supervisen la reincorporación de sus hombres, para evitar, como en el caso de los paramilitares donde los mandos medios quedaron sueltos, formación de las Bacrim”, agregó recalcando otro punto clave consignado en el documento: que las Farc entregarán un inventario de sus bienes y activos para reparar a las víctimas. "“¿En qué proceso de paz en el mundo se ha acordado que una guerrilla entregue todos sus bienes y que van a reparar a las víctimas? Este un cambio real, profundo así pongan todas las pancartas de conejo que quieran”, concluyó.

Temas relacionados