Se insistirá en un proceso de paz eficaz, rápido y fluido

Vale la pena recordar que Humberto de La Calle dijo que "el Gobierno no es rehén de este proceso".

El líder de la delegación del Gobierno, Humberto de La Calle Lombana, dijo el jueves desde Noruega que su equipo llega a esta segunda fase del proceso de paz con una esperanza moderada, pero no ingenua, y bajo la ética de lo ya acordado en los primeros acercamientos con las FARC. Invitó a su contraparte a aprovechar esta oportunidad única de acabar con el conflicto armado.

"De lo que se trata es de convenir una agenda que le ponga fin al conflicto, para que las FARC puedan exponer sus ideas sin recurrir a las armas", dijo De La Calle.

El vocero gubernamental pidió respeto en la mesa de diálogo y evitar la retórica que, según él, le ha hecho daño al país en otros procesos.

"En esta mesa deseamos un trato recíprocamente digno (...) Ambas partes saben cómo han sido de dañinas las conversaciones retóricas del pasado", sostuvo el negociador que, junto a otros negociadores plenipotenciarios hicieron presencia en la ciudad noruega de Hurdal, donde se dio inicio oficial al proceso.

Según De La Calle, "debemos reconocer que las FARC han cumplido con los compromisos, al igual que el Gobierno, superando obstáculos de la mano de los países garantes". Advirtió, sin embargo, no estar dispuesto a dilaciones ni trucos: "Venimos aquí bajo la ética de lo ya acordado".

Al considerar que el presidente Juan Manuel Santos lidera un plan progresista, De La Calle invitó a la guerrilla a unir esfuerzos en materia de política social.

"Las FARC tienen la posibilidad de unirse a la transformación social que comenzó el gobierno, sin dejar de cumplir su papel de contraparte.

¿Qué participación tendrá la sociedad civil?

Humberto de La Calle hizo énfasis en que la opinión pública le importa al gobierno, lo que sugiere buscar mecanismos de participación de la ciudadanía a lo largo del proceso.

"(...) Conversaciones discretas -como deben ser estas- no significa que vamos a trabajar de espaldas al país. Hay mecanismos para que los ciudadanos puedan contribuir con propuestas, para que esta no sea una voluntad aislada de las partes", manifestó.

Frases de Humberto de La Calle

"Queremos un proceso eficaz, rápido y fluido, si no es así, el Gobierno ha dicho que no es rehén de este proceso".

"Nada está acordado, si todo no está acordado".

"Nuestro propósito no es venir a catequizar a nadie. De lo que se trata es de convenir una agenda para la terminación del conflicto que permita a las FARC exponer sus ideas sin el acompañamiento de las armas y, con plenas garantías para su transformación en una fuerza política desarmada".

"El final de la fase dos es la terminación del conflicto".

"Lo concebimos como un proceso serio, digno, realista".

"El Gobierno tiene confianza en el proceso, en la medida en que continúe la agenda que fue pactada".

"Nuestro comportamiento es el que se desprende de la agenda que ha sido pactada y convenida con los negociadores plenipotenciarios de las FARC".

"La participación política tiene otra perspectiva: la de garantizar la vida y la XX de quienes quieran reingresar a la vida pública".

"Venimos dispuestos a hacer nuestro mayor esfuerzo".