¿Cómo hacer para que el mandato anticorrupción no quede en el aire?

hace 3 horas

Ante la negativa del papa Francisco, se postularía al Tribunal Europeo de DD. HH.

El sumo pontífice no aceptó hacer parte de la comisión que designará a los encargados de escoger a los magistrados del Tribunal Especial de Paz. Gobierno estudia ahora tramitar la petición al máximo organismo de DD. HH. en el viejo continente.

El papa Francisco reiteró su apoyo al proceso de paz y a la reconciliación de los colombianos. / EFE
El papa Francisco reiteró su apoyo al proceso de paz y a la reconciliación de los colombianos. / EFE

Conocida la decisión del papa Francisco de no aceptar la invitación que le hizo la mesa de diálogos de paz de La Habana para participar en la elección de las personas que, a su vez, definirán los integrantes del Tribunal Especial de Paz, el Gobierno está obligado ahora a moverse con rapidez para definir su reemplazo y evitar así lo que desde ayer mismo comenzó a verse en las redes sociales: el aprovechamiento de esa negativa por parte de la oposición que, por ejemplo, a través de la etiqueta en Twitter #El PapaDiceNo, ya trata de obtener réditos políticos de cara al plebiscito.

“Considerando la vocación universal de la Iglesia (...) sería más apropiado que dicha tarea sea confiada a otras instancias”, dice el comunicado de la Secretaría de Estado del Vaticano, en el que sin embargo se ratifica el apoyo del sumo pontífice a la paz y a la “reconciliación del pueblo colombiano”. Y según conoció El Espectador, ante la negativa del papa Francisco, el presidente Juan Manuel Santos ya tendría su reemplazo en esa comisión: el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, también conocido como el Tribunal de Estrasburgo.

Creado en 1959, se trata del máximo organismo en el viejo continente encargado de enjuiciar, bajo determinadas circunstancias, las posibles violaciones de los derechos reconocidos en el Convenio Europeo de Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales y en sus protocolos, por parte de los estados suscritos a dicho convenio. El Tribunal está compuesto por un número de jueces igual al de los países miembros del Consejo de Europa y actualmente su número asciende a 47. Los jueces actúan a título individual y no representan los intereses de ningún estado. Desde noviembre del año pasado, la presidencia de este tribunal está en manos del italiano Guido Raimondi.

Si se confirma la petición del gobierno Santos y hay aceptación, es de esperar que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos delegue a alguno de sus miembros o incluso que sea el mismo Raimondi. Licenciado en derecho en la Universidad de Nápoles, fue profesor asistente de derecho internacional y pasó a ser magistrado en 1977. Estuvo adscrito al Departamento de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia y desde 1989 hasta 1997 estuvo destinado en la representación de Italia en Estrasburgo. Asimismo, fue director de los servicios jurídicos de la Organización Internacional del Trabajo en Ginebra (Suiza).

El Acuerdo Final de paz entre el Gobierno y las Farc de La Habana estableció la creación de un comité conformado por cinco personas e instituciones de las más altas calidades, quienes tendrán la tarea de escoger, cada uno, a un delegado y así integrar el mecanismo que se encargará de elegir a los 20 magistrados colombianos y los cuatro extranjeros del Tribunal Especial de Paz. Los postulados para dicho comité fueron, además del papa Francisco, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, la delegación en Colombia del Centro Internacional de Justicia Transicional (ICTJ) y la Comisión Permanente del Sistema Universitario del Estado.