Se salva el Consejo Superior de la Judicatura

Así lo determinó el Gobierno este miércoles en la noche, después de un largo debate con los presidentes de las Cortes.

Después de un largo debate, la Comisión Primera del Senado rechazó la eliminación del Consejo Superior de la Judicatura, uno de los principales puntos, y más polémicos, del proyecto de reforma a la justicia presentado por el Gobierno.


El presidente de la República, Juan Manuel Santos señaló que “se llegó a un acuerdo sobre la continuidad del Consejo Superior de la Judicatura”.


El primer mandatario aclaró que la decisión se tomó después de un “intenso debate” en el que participaron los Ministros de Justicia y del Interior, así como los presidentes de la Corte Suprema de Justicia, Corte Constitucional y el Consejo Superior de la Judicatura.


“Yo celebro enormemente este paso, ustedes todos, el país entero saben muy bien que he sido un gran defensor de la teoría de la armonía necesaria entre los poderes públicos y la necesidad de trabajar con la misma dirección y con los mismos objetivos”, dijo el mandatario.


Santos destacó los alcances del acuerdo y manifestó que se busca una justicia ágil para el país y descongestionar los procesos judiciales.


Puntualizó que este “es un paso importante que fortalece nuestra democracia, que da una demostración más de que tenemos una democracia donde los poderes públicos pueden trabajar juntos, guardando nuevamente, y siempre insistiendo en su respectiva independencia”.


Armonía entre poderes


Por su parte el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Camilo Humberto Tarquino, dijo que el trabajo permitió llegar a un acuerdo en puntos específicos de la reforma.


“Finalmente hubo una conciliación para beneficio de este proyecto, en el propósito de que esta reforma redunde en el fortalecimiento de la justicia, y desde luego, en el ciudadano común de aquel que reclama justicia”, señaló Tarquino.


 De igual manera, el presidente del Consejo Superior de la Judicatura, Angelino Lizcano, resaltó que este proyecto se ha trabajado arduamente siempre teniendo en cuenta lo vital para la justicia, “es garantizar el acceso a la justicia de todos los ciudadanos en forma ágil, eficaz y transparente”, subrayó.


El presidente del Consejo de Estado, Mauricio Fajardo, indicó que con este acuerdo se observa la armonía entre poderes, pues se identificaron los puntos de convergencia en la Reforma a la Justicia.


Finalmente, el senador Luis Fernando Velasco resaltó cómo los poderes públicos pueden trabajar en armonía y llegar a conciliar los distintos aspectos de la reforma. “Esta noche es importante si podemos ponernos de acuerdo en medio de las diferencias, sí podemos construir sendas que señalen salidas importantes”, concluyó. 
 


Puntos del acuerdo:


Posibilidad de acceso real a la justicia: se creará un mecanismo ágil de desjudicialización. La idea es que muchos de los procesos que hoy llegan a los jueces sean desjudicializados y que se puedan resolver por conciliaciones, ante inspectores de policía e inclusive ante abogados.


Justicia más cercana: los temas de barrio y de día a día que no tengan que a donde los jueces.


Ejercicio de descongestión: para los más de dos millones de procesos represados por un periodo de cinco años se garantizará que a particulares se le puedan dar casos que no sean penales o administrativos.


Doble instancia para congresistas: Se crean magistrados instructores y magistrados juzgadores de primera instancia. Como segunda instancia se acoge la sala de casación penal de la Corte Suprema de Justicia.


La Tutela: La tutela no será tocada pues está funcionando bien.


Comisión de Acusaciones: Se acaba la Comisión de Acusaciones y se crea un tribunal de nueve magistrados del más altos nivel para que hagan las indagaciones de los expresidentes principalmente.