"La seguridad no es solo policía": Lloreda

El Alto Consejero para la Convivencia y la Seguridad Ciudadana, Francisco José Lloreda, habla sobre la importancia de aplicar mecanismos de prevención, en especial para la primera infancia.

Francisco José Lloreda. /Archivo
Francisco José Lloreda. /Archivo

El hurto de celulares, los atracos, las pandillas, el microtráfico y hasta la violencia intrafamiliar, son problemas con los que se enfrentan los ciudadanos día a día. Y parece que no hubiera una fórmula adecuada para controlarlo. No ha sido suficiente el aumento de pie de fuerza en las ciudades, la elaboración de leyes que contemplan condenas más drásticas para delitos de este tipo y una inversión de cerca de $4.6 billones para mejorar los indicadores de seguridad en las ciudades.

Por este motivo, desde la Alta Consejería para la Convivencia y la Seguridad Ciudadana, que dirige Francisco José Lloreda, se diseñó un plan para fortalecer la seguridad en varias de las capitales y ciudades intermedias del país. En este sentido, se implementó un programa piloto para las 24 ciudades con mayores problemas de delincuencia, en las que comenzaron a implementarse medidas, no necesariamente policivas, buscando darle prioridad a la prevención y la atención social.

Hoy Cali es la sede del Encuentro Internacional 'Soluciones Integrales para la Prevención del Delito y la Violencia', con la participación del presidente Juan Manuel Santos, cerca de 250 invitados y 40 expertos internacionales, quienes capacitarán a alcaldes y equipos técnicos de esas 24 ciudades de Colombia, en temas de seguridad. El consejero Lloreda explicó los pormenores del evento.

¿Por qué convocan este encuentro para la prevención del delito?

Queremos que sean los alcaldes de las 24 ciudades que el Gobierno ha priorizado en materia de seguridad y convivencia, porque son las que más aportan a la criminalidad del país, para que conozcan experiencias exitosas a nivel de prevención del delito. Cuando digo exitosas es porque han sido evaluadas bajo rigor científico y se ha comprobado su efectividad. La idea es que los alcaldes y sus equipos de gobierno se sienten a mirar sus planes integrales de seguridad y convivencia. Que se pregunten ¿cuál de esos programas se pueden mejorar? ¿cuáles se pueden eliminar? y ¿cuáles pueden crear, de acuerdo con lo aprendido?.

¿Cómo será el encuentro?

La conferencia consta de cinco secciones. La primera tiene que ver sobre la ciencia de la prevención del delito y cómo existen prácticas efectivas que es necesario implementar. También se verán intervenciones o proyectos que se han adelantado en prevención en la familia y instituciones educativas que son muy exitosas. Tenemos que trabajar en acompañamiento de los menores en los primeros años de infancia, hay experiencias de preescolares en situación de vulnerabilidad para prevenir la violencia que dan muy buenos resultados. También vamos a tratar el tema de jóvenes en su posición de víctimas y victimarios en los ejes de prevención y sobre el tema de pandillas. Hay un factor que está demostrado que genera importantes resultados y es mejorar los entornos físicos que previenen situaciones de violencia. Por último está el tema policivo donde es necesario compartir la experiencia del plan cuadrantes que ha dado buenos resultados.

¿Hay alguna experiencia internacional que Colombia espera mirar con atención?

El tema del plan cuadrante, que ha dado resultados en Bogotá, en Chile se maneja con un nivel de sofisticación que vale la pena replicar. El ministro de Seguridad Ciudadana chileno va a explicar cómo funciona el monitoreo cuadrante por cuadrante, en tiempo real, con implementación tecnológica. Ellos tienen un sistema diseñado para determinar qué sucede en cada zona, cuáles son los problemas y cómo enfrentarlo. Ejemplos así debemos implementar.

¿Y por qué esta puede ser una verdadera solución a un problema que parece imposible de manejar como la seguridad ciudadana?

Se gasta mucha plata en cosas que no sirven para nada. Nosotros iniciamos construyendo la política de seguridad y convivencia recogiendo experiencias a nivel nacional e internacional, eso ya lo hemos tenido en los libros, hemos ayudado a los alcaldes y es el momento de que los alcaldes la vivan de forma directa para que se puedan identificar y llevar a la práctica.

¿Cuándo veremos los resultados?

Esperamos ver los primeros en seis meses, pero este no es un tema en el que se pueda pensar en corto plazo. Tenemos que hacer propuestas de mediano plazo, de lo contrario nos convertimos en esclavos de la acción policial. Hay que ser duros con la causas y ese es un tema de prevención social, de trabajo con la comunidad y hasta de aplicación de tecnologías de información.

Ese es un tema subvalorado en materia de seguridad, ¿por qué es importante la implementación de nuevas tecnologías?

Estamos viviendo una sofisticación de la criminalidad en todos los aspectos el delito evoluciona y tiende a hacerse transnacional, es el caso de hurtos a celulares donde hay un trabajo importante por hacer, mirar cómo funcionan todas las redes, eso requiere inteligencia para poder desmantelarlas. Por ejemplo, tenemos que lograr que un celular robado no se pueda activar, y eso no es un trabajo de policía, es un trabajo de redes, de intercambio de bases de datos, un trabajo de complejo y que requiere colaboración de las empresas de telefonía y en Colombia y en otros países. Por ejemplo, muchos celulares robados van a dar a Venezuela por eso queremos que haya intercambio de bases de datos como se hizo con Ecuador.