Senador cristiano John Milton Rodríguez solicita investigar a Profamilia por caso de aborto

La organización realizó una interrupción voluntaria del embarazo (IVE) a una mujer, con siete meses de gestación, que argumentó afectaciones a su salud mental. Profamilia señala que "ratifica su compromiso con la defensa y garantía de los derechos sexuales y reproductivos".

John Milton Rodríguez, senador del partido Colombia Justa-Libres.
John Milton Rodríguez, senador del partido Colombia Justa-Libres. Cortesía

El senador cristiano John Milton Rodríguez, del partido cristiano Colombia Justa-Libres, le solicitó este martes a la Fiscalía General de la Nación y a la Superintendencia de Salud que abriera una investigación a Profamilia por acceder a practicar una interrupción voluntaria del embarazo (IVE) que solicitó una joven con siete meses de gestación, que alegó problemas mentales.

“Como Senador de la República, hoy radiqué estas solicitudes en la Fiscalía, y Superintendencia de Salud, solicitando investigación profunda en el caso del bebé Juan Sebastián, que fue abortado faltando un mes para nacer”, señaló el congresista.

Según él, “no se puede permitir que en Colombia se siga quitando la vida a los más vulnerables”. En ese mismo sentido, Rodríguez radicó un derecho de petición a Profamilia para “verificar” si la entidad cumplió con los requisitos que exige la ley para practicar dicho procedimiento.

“Si verificamos que esta entidad practicó este aborto sin cumplir los requisitos legales, exigimos se juzgue y se castigue con todo el peso de la ley”, concluyó. En ese documento, el senador pide, por ejemplo, que la organización especifique cuáles fueron las causales que se tuvieron en cuenta para realizar el procedimiento.

El hecho preciso tiene que ver con un procedimiento de IVE que Profamilia le habría realizado a una mujer que tenía siete meses de embarazo, y que acudió a la organización argumentando afectaciones en su salud mental, que es una de las causales que ha contemplado la Corte Constitucional como una causal de despenalización del aborto en Colombia.

Sin embargo, el procedimiento ha causado debate por la etapa de gestación en la que se encontraba y ha motivado también que otras voces de rechazo. “Qué dolor confirmar la muerte de Juan Sebastián, un bebé de siete meses de gestación, con el argumento de la Corte de que se puede abortar sin importar la edad del feto, eso no es otra cosa que un feticidio”, expresó la senadora del Centro Democrático, María del Rosario Guerra.

Por su parte, Juan Pablo Medina, pareja de la mujer que se sometió al procedimiento, anunció que interpondrá una denuncia por el delito de homicidio, asegurando que le había insistido a la pareja que no abortara y que le entregara al bebé luego de nacer.

Los argumentos a favor de Profamilia

Ante el debate generado, Profamilia aseguró, en su cuenta de Twitter, que “cumple con instrucción judicial y el deber legal de actuar conforme a la Sentencia C-355 de 2006”. “Profamilia ratifica su compromiso con la defensa y garantía de los Derechos Sexuales y Reproductivos como lo ha venido realizando en los últimos 55 años (…) Ninguna mujer que ejerza sus derechos sexuales y reproductivos debe enfrentar barreras ni ser víctima de persecución y discriminación. La vivencia de la sexualidad y reproducción es íntima e individual”, escribió la organización.

Al respecto, también se pronunció la Campaña por el Derecho al Aborto Legal en Colombia. En una serie de publicaciones den Twitter (conocida como hilo) esgrimió argumentos sobre por qué se presentan abortos en edades gestacionales avanzadas. “Muchas mujeres no tenemos educación sexual y reproductiva integral y completa, por ende, nos cuesta prevenir o identificar un embarazo en el primer trimestre”, señala la cuenta de la campaña.

También explica que, por ejemplo, el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva “son completamente precarios en las zonas rurales y apartadas del país, por lo que para muchas mujeres es muy difícil practicarse exámenes clínicos que definan el tiempo gestacional exacto”. “Las barreras existentes en la implementación de la Sentencia C-355 de 2006, las instituciones de salud desconocen o imponen preceptos morales y religiosos ante este marco normativo, dilatando y negando, en muchas ocasiones, el acceso al proceso de IVE”, agrega la campaña.

Sobre el asunto también se pronunció la reconocida activista feminista Mónica Roa, quien manifestó su apoyo a la mujer que había sido sometida al procedimiento de interrupción del embarazo. “Respetemos la intimidad de la mujer. Que se hayan revelado sus datos en el debate público la pone en un alto riesgo. Podemos discutir sin hacer referencia a nombres propios ni lugares específicos”, dijo.

En ese sentido, entregó otro argumento sobre el aborto en una edad gestacional avanzada: “A nadie le gusta un aborto en etapa tan avanzada. ¿Por qué ocurren? Uno, porque las mujeres enfrentan muchísimas barreras que van haciendo que el reloj corra y el embarazo avance. Dos, porque hay muchos casos donde por razones de salud se hace necesario. Para que dejen de ocurrir, el foco debe estar en eliminar barreras y asegurar que las mujeres tengan la información y servicios necesarios para una atención lo más rápida posible”.

Roa también hizo referencia a la pareja de mujer, que se opuso al aborto. “Sobre el padre. Durante el embarazo, la única que puede decidir (incluyendo con quién consultar su decisión) es la mujer porque se trata de su cuerpo y su salud. Darle al padre voto con peso legal equivale a darle el derecho a vetar lo que la mujer decida”, señaló la activista.

904084

2020-02-11T11:50:01-05:00

article

2020-02-11T15:48:34-05:00

germangp8_76

none

Redacción Política - [email protected]

Política

Senador cristiano John Milton Rodríguez solicita investigar a Profamilia por caso de aborto

92

6667

6759