Senador Merlano insistirá en que retén de Policía le pareció "sospechoso"

El legislador así se defendió inicialmente.

La defensa del senador Eduardo Carlos Merlano está lista en el proceso que oficialmente se abrirá este jueves en la Procuraduría General de la Nación por tráfico de influencias. (Lea más del caso en marcha).

El legislador sucreño, aún en el ‘ojo del huracán’ por haberse negado a que le practicaran una prueba de alcoholemia en un retén en Barranquilla el pasado 13 de mayo (Vea más sobre la negativa de Merlano), insistirá en que aunque no iba conduciendo ebrio le pareció “sospechoso” el retén de la Policía del Atlántico.

Se conoció que Merlano alegará que el dispositivo de la Policía “no tenía identificación” pues simplemente existían dos conos.

Además, advertirá que se detuvo “amablemente” y simplemente temió por su seguridad, lo cual, lo llevó a pedir que fuera llamado el general Óscar Pérez, en su momento comandante de la Policía departamental y quien salió del cargo por el escándalo. (Vea el porqué del retiro del uniformado).

Merlano también dirá que no le gustó la forma de actuar de los patrulleros, la cual en su momento calificó de “bochornosa”.

De hecho, estos fueron los mismos argumentos que inicialmente entregó el senador Merlano al ser preguntado por los periodistas (Ver video de Merlano).

En esa oportunidad, como es de recordarse, el congresista se negó a la prueba argumentando que no estaba bajo los efectos del alcohol, y luego, después de discutir con los agentes, les manifestó que él había sacado 50 mil votos en los comicios electorales.

Según la Procuraduría, Merlano habría incurrido en actos de intimidación al decirles a los patrulleros que le faltaban al respeto y que ellos no sabían nada del sector público, hecho por el cual les solicitó que llamaran a los superiores “para así eludir el procedimiento que hacían los policías de tránsito”.