Serpa arremete contra recolección de firmas del uribismo

El copresidente del Partido Liberal calificó de “mensos” a quienes firman en vez de votar y aseguró que la campaña no es más que un sofisma político para preparar las elecciones de Congreso y de Presidente en 2018.

El copresidente del partido Liberal, Horacio Serpa. / El Espectador

El copresidente del Partido Liberal, senador Horacio Serpa, arremetió contra el uribismo y su campaña de recolección de firmas en contra de los eventuales acuerdos de paz que se firmen entre el Gobierno y las Farc en La Habana, y calificó den “mensos” a quienes aceptar firman dejándose convencer que el plebiscito es un engaño.

“El Centro Democrático, que es el uribismo en pleno, está recogiendo firmas para oponerse al gobierno del presidente Santos y a los acuerdos de Cuba, como si ello afectara la consulta plebiscitaria, que es un mecanismo participativo para que la ciudadanía se pronuncie sobre los convenios. No se atreven a promover el no, porque serían derrotados. Utilizan un sofisma político para preparar las elecciones de Congreso y de Presidente en 2018. Es una hábil maniobra electoral, válida claro”, señaló Serpa, en un escrito público.

Y refiriéndose a un reciente trino del Centro Democrático que decía: “El plebiscito es un engaño. No sea menso, firme en cambio de votar”, ripostó: “Mensos son los que firman a cambio de votar el plebiscito. No saben, salvo los adoradores del conflicto, que auspician la continuidad de la guerra, lo cual no conviene a nadie en particular ni al conjunto de la comunidad. Diez años más del tropel que padecemos, por señalar una fecha, son 30.000 asesinatos más, 50.000 lisiados, 2´000.000 adicionales de desplazados, desigualdad y pobreza, angustia, atraso, menos inversión, menos producción, más robos y secuestros, aumento del narcotráfico, más viudas y huérfanos, un mayor crecimiento de la catástrofe humanitario que afecta a la nación”.

Según el jefe liberal, firmar el papel que está proponiendo el uribismo en rechazo a la paz “no significa nada, es intrascendente, no tiene repercusión distinta a la algarabía que se hace confundir a la gente y hacer campaña mediática”. Y en este sentido, expresó que quienes no estén de acuerdo con el plebiscito y los acuerdos de paz, simplemente tienen que expresarse en las urnas votando por el no.

“Los que deseen el entendimiento y la convivencia, los que piensan en su futuro y en el de los hijos, los partidarios de las reformas, los que siguen llorado la pérdida de sus familiares, los parientes de los soldados y policías que son los que mueren en los combates, votemos por el sí. Acabemos la guerra”, enfatizó.

Y concluyó: “Porque he conocido estas desgracias, porque muchas las he sentido personalmente y las han sufrido amistades y copartidarios, porque he visto sufrimiento y dolor, es que soy un insobornable partidario de la paz. Por eso, aun cuando lo respeto con criterio democrático, no entiendo por qué hay sectores empresariales, sociales y políticos enemigos del procedimiento que el gobierno adelanta con las Farc para que renuncien a la lucha armada, se desarmen y se integren a la vida civil del País. Eso no tiene sino ventajas para todos”.