La sin salida de 'Pacho' Santos

¿Es viable una candidatura del exvicepresidente por fuera del Uribe Centro Democrático?

"Uribe no tiene candidato y yo le creo. Él ha demostrado ser un hombre inmensamente demócrata. Pero hay un grupo de personas que quieren un mecanismo amarrado, un club". Eso dijo el exvicepresidente Francisco Santos, hoy precandidato presidencial del Uribe Centro Democrático -el movimiento político que lidera el expresidente Álvaro Uribe- tras aceptar que la escogencia del aspirante único del uribismo se haga en una convención y no mediante una consulta popular, como inicialmente estaba pactado.

Eso sí, lo que pide 'Pacho', como se le conoce en el país político, son garantías. "Queremos una convención amplia, que no se maneje, no un cónclave sino algo representativo del uribismo", señaló.

Hacia afuera, la imagen que se da en el Uribe Centro Democrático es de unidad y consenso. Pero por dentro, los rumores hablan de fisuras y un duro pulso entre quienes optan por quedarse con la nominación presidencial: Santos, Óscar Iván Zuluaga y Carlos Holmes Trujillo.

El fin de semana, después de que el expresidente Álvaro Uribe pusiera sobre la mesa su propuesta de realizar una "convención amplia", comenzaron los rumores sobre el malestar de 'Pacho' Santos. Incluso, la revista Semana habló de una declaración suya en la que este supuestamente amenazaba con abandonar la carrera presidencial si el Centro Democrático adelantaba una convención y no una consulta popular, como él buscaba.

La idea de Uribe es que en dicha convención, a realizarse los días 24 y 25 de octubre, participen los candidatos a Senado y Cámara de Representantes; quienes se inscribieron como candidatos y no fueron incluidos en las listas; los directivos nacionales y departamentales del Centro Democrático; los integrantes de los diferentes comités temáticos y del financiero; los exfuncionarios de su gobierno; representantes de organizaciones comunitarias y sociales que declaren identidad con el Centro Democrático; estudiantes, líderes gremiales y de trabajadores, pensionados y cooperativistas.

La convención debería definir si ratifica la consulta popular del mes de marzo para seleccionar el candidato a la Presidencia o si en su defecto asume directamente la elección del candidato. Y si gana la segunda opción, tras un "examen temático" de los principales asuntos nacionales con intervenciones de los aspirantes, y al final se haría una votación individual y secreta de los convencionistas. El exasesor presidencial Fabio Echeverri Correa presidiría un tribunal de garantías para todo este proceso.

Hablando con números, a dicha convención asistirían mil personas: 400 entre candidatos al Senado y la Cámara de Representantes, exfuncionarios del Gobierno, exembajadores, sindicalistas, líderes de minorías y empresarios; y 600 que pondrían Santos, Zuluaga y Trujillo (200 por cada uno).

Una idea que, así no lo reconozca abiertamente, no le gusta para nada a 'Pacho' Santos, quien hasta ahora es el precandidato uribista que mejor marca en las encuestas. Sabiendo que a la hora de una consulta popular tiene las de ganar, es claro que un convención cerrada entre el uribismo radical, lleva las de perder frente a Zuluaga. Y esas son las razones de sus reparos y sus denuncias –muy tibias, por ahora—de que hay sectores cercanos a Uribe que quieren “amarrar” la elección del candidato único.

"De lo que se trata es que no queremos un cónclave sino una convención amplia, muy representativa, que represente el sentimiento uribista y en donde el mecanismo respete garantías", ha dicho Francisco Santos, quien además cree que la presencia de Fabio Echeverri Correa le da transparencia al asunto: "Es un hombre que tiene dos intereses: el país y el uribismo".

Pero en voz baja, quienes hoy trabajan en la campaña de Santos, consideran que en la convención quien tenga el guiño de Uribe será el ganador. Y, en este sentido, creen que la balanza se inclinaría a favor de Óscar Iván Zuluaga, quien, como se sabe, desde hace rato tiene los afectos del exmandatario, por encima de los de 'Pacho' Santos. Asimismo, hay quienes dicen que 'Pacho' no le genera mucha confianza al exmandatario.

Pero el exvicepresidente ha dicho que no se bajará de su candidatura y que acepta la convención. “Estoy tranquilo y estoy seguro que también ganaré por convención. A mí este escenario me parece conveniente para el partido y confío en que puedo derrotar al presidente Juan Manuel Santos en las elecciones. Lo que necesitamos son reglas claras”, dijo.

Una postura que, analizando el actual escenario político nacional, se puede leer como lógica ya que no tiene otra salida. O acepta o acepta lo que diga Uribe, pues una candidatura por fuera del Centro Democrático sería absolutamente inviable electoralmente. Es claro que la fuerza que hoy se le ve en los sondeos a ‘Pacho’ Santos obedece a estar cobijado por la sombra del exmandatario, que quiérase o no, es el de los votos y el de la ‘sintonía’ con la opinión pública nacional.

“Ya se ha dicho que uribismo sin Uribe no existe. Nadie puede izar las banderas del expresidente sin su aval y la experiencia de Juan Manuel Santos debe haberla aprendido. ¿Si ‘Pacho’ se sale del Centro Democrático, va a enfrentar a su candidato? Las amenazas de que se va a salir son patadas de ahogado”, le dijo a El Espectador un congresista cercano a dicho movimiento político.

Así las cosas, el Uribe Centro Democrático se irá a convención, seguramente elegirá su candidato único y de ahí en adelante, al expresidente Uribe le tocará tener mano dura para tapar las grietas que, por lo visto, quedarán, gane quien gane la candidatura. Porque, como él mismo lo dijo en una reciente declaración: “quien sea elegido como candidato deberá gobernar con sus otros compañeros y con el programa conjunto que se ha venido discutiendo”. ¿Será posible?