Situación de Bogotá es totalmente diferente a la de hace algunos meses: Petro

El restituido alcalde de Bogotá explicó que si se cae la tutela en segunda instancia, no perdería su cargo como sucedió en un principio. Según el burgomaestre habrá que esperar a que la Corte Interamericana de Derechos Humanos tome una decisión de fondo frente al caso.

En una rueda de prensa el restituido alcalde de la ciudad de Bogotá, Gustavo Petro aseguró que la sala de restitución de Tierras del Tribunal Superior de Bogotá ordena acatar las medidas cautelares proferidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y que estas tendrán efecto hasta que el tribunal internacional tome una decisión de fondo con respecto a su caso.

Es decir que según el burgomaestre en caso que la tutela no prospere en su segunda instancia, él continuará en el cargo

“Consideramos que el Gobierno Nacional en este momento ha acatado las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que pudieron protegernos antes y que ahora nos están protegiendo. Esto significa que así se caiga la tutela las medidas cautelares siguen vigentes. Solo si el Presidente decide otra vez no acatarlas, lo cual no sería procedente e impresentable ante el mundo, podría ocurrir una nueva destitución”, sostuvo Petro.

El mandatario distrital dijo que estas medidas no tienen un plazo definitivo y que continuarán hasta que la “en la Corte Interamericana de Derechos Humanos se analice de fondo lo dicho por el Procurador”.

Petro enfatizó en que esta decisión le da una estabilidad al gobierno de la ciudad y agregó que “estamos en una situación diferente a la de hace un mes. No es si la tutela se cae entonces se cae el alcalde porque en este caso las medidas cautelares siguen vigentes”.

Frente a la sanción proferida por la superintendencia de Industria y Comercio, el restituido mandatario dijo que no ha leído el fallo por lo que no se pronunciaría de fondo. Sin embargo, advirtió que “hay un decreto legal expedido por el tribunal contencioso administrativo en donde está aprobado el modelo de aseo de la ciudad de Bogotá, además hay un auto de la Corte que ordenó la inclusión de la población recicladora, su remuneración e independencia del modelo tradicional. No puedo creer que esta decisión del superintendente Vélez nos esté diciendo que debemos incumplir la sentencia constitucional, porque él estaría cometiendo un delito”.

Según luego de leída a cabalidad la decisión “miraremos la pertinencia del decreto de la superintendencia, siempre en defensa del interés general y del cumplimiento de la sentencia de la Corte que para nosotros está por encima de la superintendencia. Supongo que el superintendente no se fue en contra de la sentencia de la corte y del contencioso porque él estaría cometiendo un delito y espero que eso no sea así”.

Frente a la sanción económica el alcalde dijo que si hay un embargo sobre su salario, “posiblemente lo cumpliríamos y trabajaríamos sin sueldo, lo cual no es del otro mundo”.
 

Temas relacionados