‘Solo afán electoral’

Los equipos negociadores del Gobierno y las Farc iniciaron en La Habana el primer ciclo de diálogos de paz de 2015 —el número 32— en medio de las críticas de la guerrilla al referendo propuesto para ratificar las acuerdos del proceso por considerarlo una “solución postiza” y con “afán electoral”.

“Es necesario decir que en atención al orden de la agenda todo tiene su momento y lugar, lo cual no da espacios a soluciones postizas como los referendos con sabor y afanes electorales que escapan a lo ya convenido. No nos sentimos aludidos por normas que pretenden invadir las esferas de competencia y decisión de la instancia única de entendimiento que es la mesa de diálogos de paz”, manifestó Joaquín Gómez, uno de los negociadores de las Farc.

En un comunicado leído ante la prensa, el jefe guerrillero señaló que las Farc vuelven al trabajo con “pleno espíritu de reconciliación”, el mismo que les llevó a proponer “gestos de desescalamiento del conflicto” y ordenar un “cese del fuego unilateral e indefinido, que sea verificable”.

Asimismo, aseguró que el interés apunta a convenir ya los procedimientos y mecanismos para lograr la reparación a las víctimas “por parte de todos los actores vinculados al conflicto —armados y no armados—, sin consideración de su estatus, jerarquía, condición u origen, independientemente de que hayan hecho y hagan o no parte del Estado”.

En este ciclo, que culmina el próximo 12 de febrero, está previsto que el 10 se presenten los informes finales de la Comisión Histórica del Conflicto Armado y sus Víctimas, encargada de arrojar luz sobre las causas y orígenes de más de cinco décadas de violencia en el país. Además, el 11 de febrero la mesa de negociación recibirá al segundo grupo de expertas en cuestiones de género, para incluir la voz de las mujeres y su perspectiva en los eventuales acuerdos de paz.