"Somos la 'niña bonita' de la Unidad Nacional"

El senador Carlos Fernando Galán, presidente de la colectividad, está convencido de que Germán Vargas Lleras será candidato presidencial en 2018.

Para Galán, el proceso de paz necesita hechos concretos de las Farc, como no más secuestros y un cese al fuego. / Archivo

Cambio Radical acaba de realizar en Barranquilla su Foro Programático, donde se definieron los lineamientos y la estrategia política y electoral a seguir en 2015. En diálogo con El Espectador, su presidente, el senador Carlos Fernando Galán, habla de la ratificación del respaldo al proceso de paz del gobierno de Juan Manuel Santos, de la posibilidad de hacer alianzas con los otros partidos de la Unidad Nacional —la U y Liberal— en las elecciones locales y regionales de 2015, y asegura que, en lo personal, está convencido que Germán Vargas Lleras será candidato presidencial en 2018.

¿Qué definió Cambio Radical en su Foro Programático?

Discutimos asuntos como el respaldo al proceso de paz, pero con un llamado a la demostración de interés de parte de las Farc. Como están las cosas, la gente no está apoyando el proceso y se necesitan hechos concretos, no sólo la liberación de unos secuestrados, sino cesar del todo esa practica atroz y declarar un cese al fuego unilateral. Las Farc tienen una actitud que no es aceptable, estamos en la etapa más difícil y el escepticismo de los colombianos ha crecido.

¿Y en materia de electoral?

Definimos el protocolo para la entrega de avales. Queremos arrancar rápido para poder revisar sin afanes e identificar a los que se comprometan con la agenda temática y que tengan solvencia moral. Esperamos tener alianzas con los candidatos de toda la Unidad Nacional, pero en eso tenemos que ser igual de exigentes.

¿Es posible crecer electoralmente estando el Centro Democrático?

El partido sacó más de dos millones de votos en las pasadas elecciones y el objetivo es superar esa cifra. Lo fundamental es crecer, pero con gente que represente al partido, no sólo que vengan por un aval.

 Ustedes tienen como virtual candidato presidencial a Germán Vargas Lleras, ¿juega eso a favor?

Hay que aprovechar ese escenario, pero garantizando que quien se sume cumpla la agenda ideológica y de transparencia que queremos. Estamos convirtiéndonos en la ‘niña bonita’ de los partidos de la Unidad Nacional.

¿Cómo así?

Fuimos el único partido de la coalición que creció en las elecciones al Congreso. Quienes nos han representado en diferentes cargos han sido destacados: los tres alcaldes de capitales —Harold Guerrero en Pasto, Elsa Noguera en Barranquilla y Zulia Mena de Quibdó— son los mejores del país. Hemos liderado la política de vivienda y con Germán Vargas como vicepresidente se ven resultados en infraestructura y transporte. Son escenarios que nos convierten en un partido que da resultados y con vocación de poder.

O sea, es fijo que Vargas Lleras será candidato a la presidencia en 2018...

Mejor preguntárselo a él, pero sería muy positivo para el país. Ha demostrado su capacidad y liderazgo en todos los sectores donde ha estado.

¿Y usted, en lo personal, cree qué será candidato?

Sin duda.

Se habla de buscar candidatos con solvencia moral, pero Cambio Radical ha tenido varios escándalos de miembros vinculados con hechos ilegales...

No puedo ser un dictador, pero queremos avanzar en tomar medidas para no cometer errores del pasado. Algunos me atacan por eso, sin tener en cuenta que yo soy el que da la pelea. En Colombia, los partidos ante estas circunstancias miran para otro lado. Lo que queremos es que no haya ningún candidato que no pase por la ventanilla del Ministerio de Interior que mira antecedentes disciplinarios, penales y fiscales. Y si hay cuestionamientos, debe haber un protocolo que nos ayude a tomar una decisión política de dar o no el aval.

¿Es viable ir en coalición con el liberalismo y la U en unas elecciones regionales?

Es viable, pero tenemos que trabajar rápido e identificar dónde tenemos aspirantes afines. Y créame, se va a poder en muchos más sitios de los que se cree. Vamos por buen camino y se va a garantizar el triunfo de la coalición en las elecciones.

¿Por qué esa necesidad, casi obsesión, de derrotar al uribismo?

Cuando uno participa en política quiere ganar, eso es lógico, y si estamos de acuerdo con las políticas del presidente Santos, como ponerle fin al conflicto en Colombia, ¿por qué no hacerlo? Más que la mecánica electoral, estamos tratando de darle coherencia a la alianza desde lo regional. Por encima de derrotar al uribismo, o tenerlos como objetivo, la realidad es que queremos ganar.

Pero no puede negar que es necesario ganarle al uribismo si quieren construir la propuesta de paz desde las regiones...

Así es. A nivel local debemos estar en el poder para buscar la paz y ese es uno de los elementos que nos lleva a trabajar juntos.

¿Qué postura va a asumir Cambio Radical frente a la reforma tributaria?

Debe haber una reflexión sobre su impacto para el sector productivo. Hay que sumar eso al tema del aumento de salarios, el pago de horas extras que se planteó en la campaña, el TLC con Corea, que afecta a algunos sectores de la economía. No podemos aprobar esos temas sin antes analizarlos. Tenemos que buscar medidas que no afecten la economía. Que acompañemos al Gobierno en sus ejes fundamentales no quiere decir que somos incondicionales.

 

[email protected]