Su actitud apunta a pisotear la autoridad moral del partido: “Timochenko” le responde a "Iván Márquez"

En una nueva carta emitida por el presidente del Partido Farc a su corporación, Rodrigo Londoño reiteró que Márquez dejó “acéfala” la representación de la bancada en el momento en que más se requería. Por ello, expresó, toma la decisión de marcar una distancia de esa postura.

Rodrigo Londoño, mejor conocido como "Timochenko", le dijo a los miembros del Partido FARC que, ante la declaración de Iván Márquez, ese es un "partido de la paz, no de la guerra". Derecha: EFE. Izquierda: El Espetador

Este martes, Rodrigo Londoño, presidente del Partido FARC y más conocido como “Timochenko”, compartió una nueva carta con su bancada. En ella no solo reiteró el compromiso de los excombatientes y miembros de la bancada a contribuir con la compleja implementación del Acuerdo de Paz. También manifestó su lectura sobre la declaración de Iván Márquez en la que le dijo a los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) que era “un error haber entregado las armas a un Estado tramposo, confiados en la buena fe de la contraparte”.

Contexto: "Iván Márquez" reitera que fue “un grave error” haber entregado las armas

En la carta, Londoño escribió que las palabras de Márquez al conjunto de personas agrupadas ETCR responden a una autocrítica del excomandante sobre la dejación de armas. Sin embargo, la dura reflexión del presidente del Partido FARC es que ese tipo de autocríticas debieron estar encaminadas hacia su error de haber abandonado a la bancada. “Creo que si vamos a hablar de autocríticas, la primera que debía emanar de su parte es la de haber abandonado la responsabilidad que le otorgó nuestro partido, y en la que confió el país y la comunidad internacional” aseguró.

En ese sentido, añadió el presidente de la corporación que las acciones de Márquez fueron inoportunas en el inicio de la vida política de la antigua exguerrilla. “Desafortunadamente Iván no percibió la dimensión del puesto que nuestra larga lucha lo llevó a ocupar. Se fue, sin ningún tipo de explicación, y se negó a ocupar su curul en el Senado, dejando acéfala nuestra representación parlamentaria en el momento en que más se requería su presencia”, dijo.

Londoño retomó que la mayor parte de la carta de Márquez a los ETCR trataba sobre la situación de ‘Santrich’ y el mensaje que envía a todos los excombatientes farianos. Sin embargo, en esa misma medida reconoció que si Márquez hubiese aceptado su escaño en el Congreso, “esa situación fuera menos dura”. “Como lo hubiera sido, de no existir esa extraña y peligrosa relación con su sobrino Marlon Marín, relación que terminó por enredar a ‘Santrich’ y enlodar nuestro trabajo político. Aquí también cabría una sincera autocrítica de Iván”, agregó.

Lea también: Partido FARC pide audiencia con el presidente Iván Duque

En su misiva, no dejó de lado el hecho de que ellos también cometieron errores. Dijo que los hechos “reprobables” en la confrontación con otras facciones, dieron lugar a que sus adversarios los crucificaran de forma mediática. “Del mismo modo, este proceso nos ha permitido neutralizar esa andada de mala prensa, hemos logrado que mucha gente que antes nos odiaba nos acompañe hoy en la búsqueda de la reconciliación y la paz”, compartió con sus copartidarios.

Con todo esto, la decisión que expresó Londoño fue que las acciones de Márquez y quienes lo siguen significan que “ellos, individualmente, se apartan de las grandes decisiones adoptadas por el colectivo”.

De esa manera, dijo que como bancada no pueden echar a perder lo ganado. Por ello, expuso: “Con hondo pesar, debo reconocer la necesidad de marcar distancias con ellos. Somos un partido para la paz. Nunca seremos un partido para la guerra”.

Así las cosas, la tarea para Londoño y los miembros de la FARC es ganar el respaldo de millones. “Eso es muchísimo más importante que obtener el aplauso de un puñado de cabezas calientes, que anuncian la caída inmediata del imperialismo americano y el triunfo inminente de la revolución socialista mundial. La meta para nuestro partido es la paz con justicia social y democracia para Colombia. Actitudes y comportamientos adoptados por Iván Márquez apuntan a pisotear eso que para los revolucionarios, incluso para cualquier ser humano que tenga un elevado sentido de su integridad, es algo sagrado. La autoridad moral del partido”.

862169

2019-05-22T19:31:22-05:00

article

2019-05-22T22:18:17-05:00

sarboleda_1274

none

-Redacción Política

Política

Su actitud apunta a pisotear la autoridad moral del partido: “Timochenko” le responde a "Iván Márquez"

108

4528

4636