Surgen testimonios a favor de Dilian Francisco Toro

Se dio un giro en la investigación que se adelanta a la exsenadora.

Archivo El Espectador

Ante la Fiscalía General de la Nación fueron presentadas nuevas pruebas a favor de la excongresista Dilian Francisca Toro dentro de la investigación que se le sigue por un supuesto lavado de dinero que se habría presentado durante la compra y venta de un predio en Palmira (Valle) a testaferros de narcotraficantes.

Se trata de dos testimonios claves, que indican que la exsenadora y su esposo Julio César Caicedo nada tuvieron que ver con el señalado negocio, en el que según las investigaciones iniciales habrían tenido participación personajes de la mafia del Valle.

El primer testimonio es el del mayor (r) del Ejército, Juan Carlos Meneses, quien hasta hace poco fungió como testigo estrella del proceso, pues en una de sus intervenciones ante fiscales aseguró que la exsenadora había participado en reuniones con jefes de la delincuencia organizada. Hace dos semanas, el mismo Meneses dijo bajo juramento que se sentía obligado a hacer una rectificación de su testimonio inicial, aduciendo que "no puedo asegurar que la persona que vi allá es Dilian Francisca Toro porque es alta y delgada y no es la misma que estuvo en esa reunión...no quiero caer en esa imprecisión".

Y el segundo testimonio es el de Martha Piedad Marulanda García, una mujer que vive con su esposo en Estados Unidos desde hace más de 15 años, luego de que ese país les concediera el asilo político por ser perseguidos de narcos y paramilitares del Valle. La fiscal Primera delegada ante la Corte Suprema, María Claudia Merchán, viajó hasta Washington a escuchar a la señora Marulanda, quien aseguró que fue la verdadera compradora del predio que según las versiones iniciales en poder de los investigadores, había sido adquirido por la exsenadora con la supuesta intención de lavar dinero ilegal.

La declarante fue más allá, al afirmar tajantemente que no conoce a la excongresista y que nunca hizo transacciones comerciales con ella. Aseguró que siendo propietaria de una papelería en Cali, fue engañada por un abogado que la indujo a firmar un documento de compraventa, por un valor que no era el verdadero del predio que pretendió comprar en Palmira, precisamente el mismo por el que fue investigada Dilian Francisca Toro.

Los dos testimonios serán analizados por la fiscal delegada, antes de dictar la decisión de acusar o exonerar a la exsenadora.

Actualmente Dilian Francisca Toro es una de las aspirantes a la Gobernación del Valle. La próxima semana se daría su inscripción por la gobernación.