¿Tatequieto a las gaseosas?

Un proyecto de ley que empezó a ser discutido en el Congreso busca obligar a las compañías fabricantes de estas bebidas a poner una etiquetas en sus productos sobre el contenido en azúcar.

Periódicamente se registra en el país un duro debate sobre la información de calidad que brindan a los consumidores quienes fabrican, venden y distribuyen bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido en azúcar. Y es que todo indica que es realmente pobre la información sobre los riesgos y efectos del consumo de estos productos.

 

Precisamente en el Congreso de la República empezó a ser promovido un proyecto de ley para fomentar el consumo responsable e informado de las gaseosas y jugos con alto contenido de azúcar.

La intención, de acuerdo su autor la senadora Maritza Martínez, es disminuir el gasto público en salud destinado a la atención de las enfermedades prevenibles y no transmisibles a través de ir disminuyendo las cifras de sobrepeso y la obesidad.

“Hemos presentado un  proyecto de ley que busca un consumo informado del azúcar y que en últimas pretende que quienes consuman estas bebidas tengan la información del producto. La población no tiene la suficiente información sobre estas bebidas y alimentos y por eso debe haber la suficiente información. No desincentiva la industria, sencillamente, por el contrario la fortalece para que haya un consumo saludable”, explicó.

Medidas a seguir

  • Se ha demostrado científicamente que mejor información sobre los productos, redunda en mejores elecciones para la salud y el bienestar de los consumidores. Por eso, el propósito es que en las etiquetas de las bebidas azucaradas, las máquinas destinadas a su expendio y cualquier tipo de publicidad sobre dichos productos, se incluya un frase de información y advertencia, o su equivalente, sobre los riesgos para la salud que se pueden derivar de su consumo. Finalmente así, de acuerdo al texto, se podrían ir bajando las cifras sobre sobrepeso y obesidad que se registran en el país.
  • También se pretenden adoptar las recomendaciones realizadas por la Organización Mundial de la Salud respecto a los niveles de ingesta máximos diarios recomendados de azúcar. Máximo 50 gramos al día para la dieta de referencia de 2.000 calorías diarias.
  • En adelante, tras la aprobación de esta norma, la información nutricional de todos los productos destinados a comercializarse en Colombia tendrán que indicar qué cantidad de azúcar contienen, en gramos y en porcentaje sobre el valor diario que se debería consumir.