“Taxistas serían muy bobos si guardan silencio sobre muerte de agente de la DEA”: Vicepresidente

Angelino Garzón pidió a los conductores de ese medio de transporte público decir: "No más criminales camuflados como taxistas”.

El Vicepresidente de la República, Angelino Garzón, solicitó este viernes a los conductores de taxi de Bogotá, que colaboren para que se pueda dar con el paradero de los asesinos de un agente de la DEA, que murió tras haber sido víctima de un ‘paseo millonario’.

Terminarían siendo muy bobos si no contribuyen a la denuncia de los criminales, sencillamente se estarían autosuicidando y afectando su propio trabajo", afirmó.

“Cometen un grave error (los taxistas) al guardar silencio frente al crimen del agente de la DEA que afecta la imagen de Bogotá, de Colombia, de la Policía Nacional, del Estado colombiano y del gremio de los taxistas”, agregó el Vicepresidente en una carta abierta al los conductores de ese medio de transporte.

Así mismo, Garzón dijo que como Vicepresidente de la República defiende “la honestidad y responsabilidad con que trabajan día y noche los taxistas en Bogotá”.

Sin embargo, señaló que considera que “el taxista que recogió al Sr. James Terry, que trabajaba como agente del Drug Enforcement Administration (DEA), y las personas que luego lo asesinaron miserablemente, no solo ponen en peligro la vida de muchas personas sino que también atentaron contra el buen nombre de todos los taxistas que actualmente trabajan en Bogotá”.

En ese sentido, invita a los conductores taxi a que colaboren al Gobierno “para que la Policía Nacional descubra lo más pronto posible la persona que esa noche estaba conduciendo el taxi que abordó el agente de la DEA, lo mismo que para encontrar las personas que cometieron este espantoso crimen”.

“Que funcione la red de taxistas de Bogotá y que escuchemos en boca de ellos las palabras: “No más criminales camuflados como taxistas”, agregó.

Garzón aclaró que “los taxistas no son personas criminales, son aliados de la Policía Nacional y de la ciudadanía contra el crimen y el delito”.