“Timochenko” le sugiere a Marta L. Ramírez acudir a la JEP a “aclarar” varios asuntos

Noticias destacadas de Política

Para el jefe del partido Comunes, la vicepresidenta debería contar su versión sobre falsos positivos, Operación Orión y supuestas reuniones entre agentes del Estado y paramilitares en El Nogal.

En medio de los rumores sobre la posible renuncia de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez —para no inhabilitarse y ser candidata a la Presidencia en 2022—, el director del partido Comunes, antes FARC, Rodrigo Londoño, le sugirió que, una vez renuncie, acuda a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Para Londoño, conocido como Timochenko, la vicepresidenta debería aclarar varias cosas al país. “Le sugiero a Marta Lucía Ramírez que, una vez abandone la Vicepresidencia, acuda a la JEP para que le aclare al país las supuestas reuniones con jefes de las AUC en El Nogal, los falsos positivos cuando fue ministra de Defensa de Uribe y los desaparecidos de la Operación Orión”, escribió Londoño en su cuenta de Twitter.

Dos de los asuntos a los que se refirió el director del partido de la exguerrilla son de público conocimiento y ocurrieron cuando Ramírez estaba al frente de la cartera de Defensa. La Operación Orión fue un despliegue militar que se ejecutó en la Comuna 13 de Medellín en 2002 y tenía como objetivo la lucha contra miembros de las guerrillas de las Farc, el Eln y de los Comandos Armados del Pueblo, y “recuperar el territorio”.

Contexto: Los testimonios de la Operación Orión están en manos de la JEP

De ese hecho quedaron documentadas violaciones a derechos humanos. Organizaciones de víctimas denunciaron que hubo desapariciones forzadas y muertes de inocentes por la presunta connivencia entre fuerzas estatales y paramilitares. Sobre ese hecho declaró Diego Murillo Bejarano, alias “Don Berna”, ante Justicia y Paz.

“Timochenko” también habló de los falsos positivos, jóvenes que eran asesinados y presentados por el Ejército como bajas en combate, luego de que los disfrazaran con prendar militares y botas pantaneras. Sobre ese asunto, la JEP reveló hace unas semanas que durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez se registraron, por lo menos, 6.402 casos de falsos positivos, también conocidos como ejecuciones extrajudiciales.

Lea también: Las trabas que no permiten esclarecer la desaparición forzada en la Comuna 13

Sobre las supuestas reuniones entre agentes del Estado y paramilitares en el club El Nogal, en Bogotá, hay versiones encontradas. Para los máximos jefes de la exguerrilla de las Farc, esos supuestos encuentros fueron una de las razones para estallar la bomba del 7 de febrero de 2003. Según Julián Gallo, hoy senador y conocido como Carlos Antonio Lozada, ese lugar funcionaba como un centro de operaciones en contra de la insurgencia.

Varias víctimas de esa bomba les han preguntado a jefes paramilitares desmovilizados si esa versión es cierta o si es verdad que Salvatore Mancuso, por ejemplo, dormía en ese lugar. “Le he dicho a Fredy Rendón, conocido como “el Alemán”, que me diga si realmente (Salvatore) Mancuso dormía en el club. Dicen que se estaba negociando su desmovilización”, cuestionó alguna vez Bertha Fríes, una de las víctimas más visibles de ese atentado.

Le puede interesar: Preguntas sin resolver en el atentado al club El Nogal

En 2018, Freddy Rendón Herrera, quien era conocido con el alias de “el Alemán”, aseguró que esa versión no era cierta: “Yo le pregunté a Salvatore Mancuso. Jamás la Autodefensa, o algún miembro de la Autodefensa se reunieron en el club El Nogal con ningún funcionario del Estado ni durmió en este club ni departió con amigos en este club”.

Comparte en redes: