"Tomaría en serio lo que recomiende Colombia": John McCain

El legislador estadounidense rechaza las posturas radicales del también senador Marco Rubio sobre el proceso de paz con las Farc.

ParaJohn McCain, el proceso de paz entre el gobierno Santos y las Farc se está demorando mucho, pero es algo que Estados Unidos debe respetar. /AFP

El senador John McCain, del Partido Republicano de Estados Unidos, advierte que adora a Colombia y se queja de que esta entrevista no la estemos haciendo en Cartagena. El Espectador habló con él en Washington, donde dejó ver que no está de acuerdo con la línea dura  que ha tomado su copartidario, el también senador Marco Rubio, quien hace unas semanas escribió una carta al enviado especial al proceso de paz, Bernie Aronson, en la que le pedía al gobierno Obama poner algunas líneas rojas frente al proceso de paz con las Farc: no detener las fumigaciones, no repatriar guerrilleros y no frenar los pedidos de extradición.

McCain, en cambio, dice que si el gobierno Santos se lo pidiera, estaría dispuesto a considerar la liberación de Simón Trinidad y que la suspensión de las fumigaciones es una decisión soberana de Colombia.

El senador Marco Rubio, de su partido, se ha alzado como una voz poderosa en el tema del proceso de paz colombiano, especialmente oponiéndose a una eventual repatriación de “Simón Trinidad”.  ¿Rubio habla por el Partido Republicano en este tema?

No. Creo que ese tipo de decisiones deben tomarse con la retroalimentación del Gobierno de Colombia. Ustedes son una nación soberana, no una colonia. Somos socios, y no pequeños socios: socios iguales. Los tiempos de tratarlos como socios ‘júnior’ pertenecen al Siglo XX.

¿Entonces usted sí estaría dispuesto a discutir la repatriación de “Simón Trinidad”?

Me gustaría ver cuál es la decisión del Gobierno colombiano. Y por supuesto, tomaría en serio la recomendación que ellos hagan. Pero también tengo que preocuparme por la seguridad nacional de Estados Unidos. Por eso es que las negociaciones y las discusiones son importantes.

Usted ha mostrado un apoyo sólido al proceso de paz hasta ahora. ¿Le parece que se está demorando mucho en llegar a un acuerdo?

Me parece que se está demorando mucho, y nadie puede negar eso. En algún punto tendremos que decir qué hemos logrado y qué necesitamos hacer para lograr un resultado positivo. Odio ser repetitivo, y en ocasiones no estoy de acuerdo con el Gobierno de Colombia, pero tengo que respetar el hecho de que ellos son los líderes elegidos.

¿Qué piensa de las cifras que publicó esta semana la Casa Blanca sobre cultivos de coca en Colombia,  donde se registra un aumento de 39% en 2014?

Es preocupante, porque estábamos bajo la impresión de que el proceso de paz estaba progresando positivamente. Y ahora, durante los diálogos, vemos que los carteles continúan incrementando su producción, que termina en Estados Unidos.

Este incremento llega cuando en Colombia se debate sobre suspender la aspersión aérea de cultivos de coca, un esfuerzo en el que se calcula EE.UU. ha gastado hasta 2 mil millones de dólares...

Creo que esa decisión se debe implementar con discusiones entre los dos países. Colombia es un país soberano. Y creo que un gobierno soberano elegido democráticamente debe poder tomar esas decisiones, con, por supuesto, la retroalimentación y la asesoría de Estados Unidos. Creo que es tiempo de evaluar el programa. ¿Tuvo éxito? Si es así, entonces cuánto y a qué costo. Qué medidas hay que aumentar y cuáles reducir.

Entonces no le parece que una eventual suspensión de la fumigación vaya a interrumpir la ayuda de EE.UU. a Colombia...

No, no creo. Mire, a grandes rasgos creo que el Plan Colombia ha sido un éxito. Ha reducido la influencia de las Farc, ha reducido la producción de coca y ha permitido que millones de colombianos estén más seguros. Ahora la pregunta es cuál es el próximo paso.

 

últimas noticias