Tras renuncia de Tomás González, a hacerle frente a la crisis energética

De María Lorena Gutiérrez Botero, la nueva ministra encargada de Minas, se dice que es el poder detrás del presidente Juan Manuel Santos.

María Gutiérrez ha sido la mano derecha del presidente Santos en los asuntos de gobierno. / Archivo

Como ministra de la Presidencia, cargo al que llegó en junio del año pasado en reemplazo de Néstor Humberto Martínez y después de haberse desempeñado como secretaria privada del primer mandatario, era la persona encargada de coordinar el gabinete de gobierno y los asuntos de relevancia constitucional e incluso mantener el diálogo político con diferentes sectores, incluyendo el opositor Centro Democrático. (Vea: Renuncia de ministro de Minas no ahuyenta la posibilidad de un apagón)

Es posible que su paso por el Ministerio de Minas (vea Renuncia Tomás González), ministro de Minas sea transitorio. Su hoja de vida dice que es ingeniera industrial con especialización en Finanzas de la Universidad de los Andes, una maestría en Administración de la Freeman School of Business en la Universidad de Tulane y un Ph.D. en Administración con énfasis en finanzas. De hecho, fue decana de la Facultad de Administración de los Andes. En este sentido, participó en varios proyectos de consultoría para organismos internacionales y entidades nacionales en temas como competitividad, innovación, emprendimiento, microfinanzas, gobierno en línea y fortalecimiento institucional.

De ahí que haya sido considerada como la gran reforma al Estado que hizo el presidente Santos en 2011 y que implicó la eliminación y modificación de varias entidades. Y aunque no hizo parte de la campaña electoral de 2010, llegó al equipo de Gobierno de la mano de Fernando Carrillo, exministro del Interior y de Justicia y exembajador en España, para colaborar en el empalme en la transición con el gobierno Uribe. Los que la conocen dicen que prefiere figurar poco y nunca da entrevistas, aunque al final del primer mandato de Santos, en épocas de reelección, se le vio en un recorrido por los medios presentando un balance de los logros y tareas que quedaron pendientes en esos primeros cuatro años de gobierno.

Su nombre se vio recientemente involucrado en el escándalo por la salida de Vicky Dávila de la dirección de noticias de La FM de RCN. En una entrevista para Semana, la periodista habló de presiones desde la Casa de Nariño para sacarla y, en concreto, se refirió a las denuncias hechas sobre un contrato suscrito por la Presidencia para la compra de 400 cajas de almendras para darlas como regalos a delegaciones diplomáticas. Además, también la señaló de haber sido socia de Jorge Hernán Cárdenas, hermano del ministro de Hacienda, uno de los miembros de la comisión encargada de evaluar las irregularidades en la Policía, con supuestos contratos de por medio

Sobre esto último, María Lorena Gutiérrez ha dicho tajantemente que jamás ha recibido dinero de la Policía y sobre lo de las almendras, que efectivamente se trata de un regalo para los invitados de la Presidencia, cuyo costo es de $32.328 más IVA, que se compraron 400 cajas y que nunca presionó para la salida de Vicky Dávila de La FM. Lo cierto es que su fama de mujer de gestión y de mano firme puede ser útil ahora como ministra de Minas encargada, pues deberá enfrentar los negros nubarrores que se ciernen sobre el sistema energético del país, con advertencias de un posible racionamiento de por medio y anuncios impopulares, como el de que se van a aplicar sanciones a los derrochadores.