Tregua durante elecciones

La idea es que la gente pueda hacer campaña en paz y que no haya más muertos.

El presidente Santos ha dicho que un cese al fuego bilateral lo que hace es motivar a que se prolonguen las conversaciones en La Habana. / Presidencia

A dos días de finalizar la decimoquinta ronda de negociaciones entre el Gobierno y las Farc en La Habana (Cuba), es muy poco lo que sale de la mesa de diálogos. Lo único que da señales sobre lo que ocurre son los pronunciamientos de los delegados de la guerrilla y las declaraciones que llegan desde Colombia, como la del presidente Juan Manuel Santos, quien ayer manifestó que “estamos ante la última posibilidad de construir la paz en Colombia, tal vez la última”, e insistió en que su sueño, desde niño, es “la paz total” para el país.

Pero es el ruido por fuera de la mesa lo que desata polémica acerca de las negociaciones. Y es por esto que todo lo que se diga fuera de ella debe ser tomado con reserva de inventario. Por eso, aunque ayer fue un día de receso, la propuesta sobre hacer una pausa en las negociaciones mientras se surte el proceso electoral a Congreso y Presidencia de 2014 seguía teniendo eco y los rumores crecían en torno a que, si se llega a ello, sería con la firma al menos parcial de un acuerdo, que incluiría —como ya lo dijo El Espectador— fechas precisas del receso y el compromiso de las Farc de revelar zonas de campos minados y de cultivos ilícitos, así como ubicación de laboratorios de procesamiento de drogas.

Y hablando de propuestas, ayer surgió una más, esta vez por parte del movimiento Colombianos y Colombianas por la Paz, que lidera la exsenadora Piedad Córdoba. En un pronunciamiento público, les pidió a las Farc decretar un cese al fuego unilateral en el marco de las elecciones legislativas de marzo de 2014, tal y como lo hizo esa guerrilla en la época navideña del año pasado, buscando que los comicios transcurran en tranquilidad para la ciudadanía. “Nosotros hacemos el esfuerzo, vamos a intentarlo como lo hemos hecho en otras oportunidades. En este caso nos parece muy importante que el proceso de paz no puede quedar enredado en los intereses electorales”, explicó Córdoba.

Como se sabe, las Farc decretaron el 20 de noviembre de 2012 —al comienzo de los diálogos de paz con el gobierno Santos en La Habana— un cese al fuego unilateral por dos meses, acogiendo precisamente una propuesta de Colombianos y Colombianas por la Paz. En ese momento la petición fue hecha también al Gobierno, pero el jefe de Estado se negó y se ha negado a decretar un cese al fuego por parte de le Fuerza Pública, pues considera que la guerrilla lo aprovecharía para fortalecerse. Para Córdoba, un cese al fuego por parte de las Farc sería “una demostración importantísima que pueden seguir dando”, de cara a la paz, al tiempo que le pidió al presidente Santos asumir esa misma actitud para “darle tranquilidad al país” por un par de meses.

Otro aspecto a tener en cuenta es que esta decimoquinta ronda de diálogos se inició con la esperanza de que una delegación de representantes de los partidos políticos viajará a Cuba para intercambiar opiniones respecto al punto de la participación política. Sin embargo, los días han pasado y no hay asomo de que dicha comisión asista. Al respecto, Andrés París, uno de los negociadores de las Farc, dijo que siguen “abiertos a recibir esa delegación, como un mecanismo que muestre que sí es posible darles participación a otros sectores en la mesa de diálogos”. De paso, reveló que ya se tiene una “suma de cuartillas suficientes” en el tema de participación política para mostrarle a Colombia como un avance: “Podemos decir que la delegación de paz de las Farc está trabajando intensamente hacia un acuerdo en este punto”.

 

 

[email protected]

@AlfredoMolanoJi

Temas relacionados