Tres líderes de las Farc viajarán a Colombia a coordinar proceso de desarme y concentración

El Gobierno aprobó los movimientos de la guerrilla, para que los miembros del secretariado guíen a los desmovilizados una vez se firme el Acuerdo Final en La Habana.

Referencia / Archivo EFE.

Cada vez el país está más cerca del fin del conflicto con las Farc. A los diálogos entre el Gobierno y las Farc, que se llevan a cabo desde 2012 en Cuba, solo le faltan detalles, y las partes continúan estableciendo cómo se desarrollará el proceso posterior a la firma del Acuerdo Final. Este viernes, la delegación de la guerrilla anunció que varios de sus líderes estarán en Colombia para acompañar a los miembros de la organización durante el proceso de dejación de armas y concentración en las 23 zonas establecidas en los acuerdos.

Desde el país los líderes de las Farc, Carlos Antonio Lozada, Pablo Catatumbo, Marco León Calarcá, miembros del secretariado de la guerrilla en la mesa de La Habana, se encargarán de coordinar esa fase clave e histórica para el país. La integración de los tres líderes guerrilleros al grupo se dará una vez se firme el fin del conflicto y fue aprobada por el Gobierno, con el fin de que sean ellos quienes guíen a los desmovilizados de las Farc hacia las zonas veredales, y den inicio al proceso de reincorporación a la vida civil.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) también liderará este proceso. Por acuerdo entre las partes, esa entidad se encargará de encaminar el protocolo para los traslados de los desmovilizados por el territorio colombianos, desde sus zonas de operación hasta las de concentración, ubicadas en 16 departamentos del país.

Por ahora el país se concentra en el intenso debate que ha generado la votación del plebiscito que refrendará los acuerdos de paz. El Gobierno ya tomó ventaja y empezó en forma la campaña por el “Sí”, con el lanzamiento de varias estrategias y eventos para invitar a otros colombianos a aprobar lo firmado en La Habana. La oposición, liderada por el Centro Democrático del senador Álvaro Uribe, aún no tiene claro si instar a sus seguidores a votar por el “No” o simplemente a no ir a las urnas el día de la votación, prevista inicialmente para septiembre.

Todo esto mientras el Consejo Nacional Electoral (CNE) decide el número de comités promotores por el “sí” y el “no”, los topes de financiación privada para promover el plebiscito, el control de gastos y acceso y distribución de espacios en medios de comunicación para los comités y las restricciones de participación para los funcionarios públicos, los más activos por estos días en una y otra campaña. Se espera que los términos de regulación de la CNE se dé a conocer el 8 de agosto.