Tumban Consejo Electoral

Para evitar traumatismos, seguirá en funciones hasta el 15 de diciembre.

Con ponencia del magistrado Alberto Yepes, la Sección Quinta del Consejo de Estado anuló el acto por medio del cual el Congreso de la República eligió, el 30 de agosto del año pasado, a los nueve magistrados del Consejo Nacional Electoral (CNE). El fallo no admite recurso de apelación, aunque fue modulado para evitar traumatismos en la recta final de un proceso en el que se escogerán autoridades locales y regionales en el país, el próximo domingo 30 de octubre. Por esta razón, el actual CNE seguirá cumpliendo funciones hasta el 15 de diciembre, fecha establecida como plazo máximo para que el Legislativo integre una nueva corporación.

La sentencia considera que como la elección de los integrantes del tribunal electoral se realizó mediante voto secreto, con ello se violaron de manera directa los textos vigentes de los artículos 108 y 133 de la Constitución, que regulan el sistema de bancadas y las normas de representación del pueblo en las corporaciones de elección popular, respectivamente. Según el Consejo de Estado, “la actuación del Congreso se desarrolló en contravía de los postulados básicos del sistema de bancadas, que exigen que el voto sea nominal y público para poder identificar cuáles representantes no cumplen con las decisiones de su bancada”, precisando que “en materia de elecciones el cumplimiento de dicha regla debía verificarse caso por caso.

En el caso concreto, al haberse hecho la elección mediante voto secreto se impidió conocer el sentido del voto de cada uno de los congresistas que participaron en la elección, y con ello “se limitó la posibilidad de que los electores, en un sistema de democracia participativa, pudieran ejercer control sobre las actuaciones de sus representantes en el cuerpo legislativo”. La Sección Quinta determinó, por lo tanto, que la escogencia de los magistrados del CNE efectivamente debía sujetarse a la regulación del sistema de bancadas, pues “hubo un acuerdo interno de cada uno de los partidos con el fin de presentar sus propios candidatos para ser elegidos en representación de cada una de sus bancadas”.

Tras la votación secreta, el Partido de la U se quedó con tres puestos en el tribunal electoral, los conservadores con dos, el Partido Liberal con dos, Cambio Radical con uno y el Partido de Integración Nacional (PIN) obtuvo una curul. En ese momento llovieron demandas, entre ellas la presentada por el Polo Democrático, que reclamaba un espacio como único movimiento de oposición, y la de Dejusticia, a la que en últimas el Consejo de Estado ahora le da la razón.

Para Rodrigo Uprimny, director de dicha organización, no gubernamental, la caída de la elección de los magistrados del CNE marca un precedente en lo que tiene que ser la transparencia de la actividad del Congreso: “Una democracia está fundada en gran medida en que los ciudadanos puedan conocer la manera como votan aquellos a quienes han elegido como legisladores. Hasta antes de esta decisión del Consejo de Estado, la regla que usaba el Congreso cuando tenía que elegir a dignatarios —como a magistrados de la Corte Constitucional o al Procurador— era el voto secreto”, señaló.

Por su parte, ante la zozobra que podría generarse con el fallo en el proceso electoral hoy en curso, el magistrado del CNE Gilberto Rondón descartó que se vayan a presentar traumatismos, pues para el 15 de diciembre, fecha establecida como plazo para que el Legislativo escoja un nuevo Consejo Electoral, ya se habrán terminado los escrutinios locales, regionales y nacional.