'La U está dividida entre Santos y Uribe'

Augusto Posada afirma que el Gobierno traicionó al Congreso en el trámite de la reforma a la justicia.

De cumplirse los acuerdos políticos, el representante del Partido de la U Augusto Posada será quien ocupe la presidencia de la Cámara desde el 20 de julio. Su llegada a este cargo está antecedida por uno de los peores escándalos de los últimos tiempos en el Congreso de la República: la aprobación y posterior hundimiento de la reforma a la justicia por ser una iniciativa plagada de ‘micos’. En diálogo con El Espectador Posada reconoció que las relaciones con el gobierno están en un mal momento.

¿Ya podemos decir que usted será el próximo presidente de la Cámara?

Todo en su debido momento. Lo primero es que el 20 de julio logremos el apoyo de todos los compañeros de la Cámara para que se respeten los acuerdos de la Unidad Nacional, que hoy está muy maltrecha. Maltrecha con el gobierno, no al interior del Congreso.

En ese sentido, ¿de llegar a la presidencia cómo tratará de enrutar las relaciones?

La armonía de los poderes es fundamental para que un Estado funcione y es claro que hoy las perspectivas son muy negativas. Quien llegue a las directivas tendrá que hacer todos los esfuerzos para volver a la armonía y normalidad. Pero es claro que con el manejo que el Gobierno Nacional le dio a la reforma ese trabajo no será nada fácil.

¿Cuál será su propósito como presidente de esa corporación?

Para mí es fundamental que el Congreso, especialmente la Cámara, recobre sus funciones de control político. Esa función se tiene que ejercer de manera debida, llevará a legitimar el poder legislativo e identificará los errores que esté cometiendo el Gobierno. Hay que darle mucha importancia a los proyectos legislativos de origen parlamentario porque hay muchas iniciativas que se quedan en el aire. Hay temas que el país necesita y el Gobierno no ha sabido abordar en buena forma, como la reforma a la salud, una discusión profunda sobre seguridad, pobreza y desigualdad.

¿Cuáles son los proyectos claves de esta legislatura?

Se ha venido anunciando la reforma tributaria, varias estatutarias, la reforma pensional. Pero que el Ejecutivo tendrá que evaluar, con las condiciones en las que están las relaciones con el Congreso, qué proyectos presenta y cuándo los presenta.

Viene la segunda vuelta del fuero militar…

Con el fuero militar estoy completamente de acuerdo y esa debe ser una discusión que se enmarque en la situación de seguridad del país. He apoyado el proyecto, lo he votado positivo y hay que sacarlo adelante.

Sus críticos advierten que con sus posiciones de derecha no hay garantías para discutir ese tema.

Si están hablando de posiciones de derecha, no es así, yo soy un hombre de posiciones socialdemócratas, trato de interpretar y sintonizarme con lo que escucho cuando salgo del Capitolio. La gente está pidiendo reformas estructurales en seguridad, los militares quieren tener mejores garantías judiciales para enfrentar la guerra. No podemos desentendernos del pueblo colombiano y ese fuero militar lo exigen no sólo las Fuerzas Militares sino parte del pueblo.

¿Es usted un representante del uribismo?

Todo mi respeto y agradecimiento al presidente Uribe por lo que hizo por el país, pero siempre he sido independiente. Soy del Partido de la U, que se fundó bajo los postulados del expresidente, pero tenemos un presidente que se llama Juan Manuel Santos, a quien también apoyé. Es una situación muy compleja. Desconocer al presidente Uribe sería un error, él es el mentor de nuestro partido.

¿Pero es cercano o no?

No soy de los que me la paso en su casa, ni tengo su pin o su teléfono. Son contadas la veces que nos hemos encontrado y desde luego le he manifestado mi gratitud y respeto. Pero no soy de su círculo más cercano.

El representante Miguel Gómez ha pedido que no se apoye su aspiración a la presidencia por haber votado la reforma a la justicia…

El Partido de la U está pasando por un momento delicado, pero no por la reforma a la justicia, es por el enfrentamiento entre el presidente Santos y el expresidente Uribe. En este momento soy candidato a la presidencia de la Cámara por designación del Partido de la U, con el apoyo, en su momento, del mismo doctor Gómez. Pero desde luego entiendo que las circunstancias cambian.

¿Qué enseñanza queda de la fallida reforma?

Nada de afán. Estudié el articulado, lo leí y lo voté. No estuve de acuerdo con todo lo que se votó, pero la gran moraleja es: nada de afán.

¿El Gobierno fue hipócrita en el manejo de la reforma?

Sí, así fue.

¿Se siente traicionado por el Ejecutivo?

Sí, le dejó toda la responsabilidad al Congreso.