La U promoverá 'silla vacía' para todos los delitos cometidos por congresistas

Esa idea surgió justo cuando hay un debate público por el posible ingreso al Senado de Astrid Sánchez Montes de Oca, hermana de un parapolítico.

La silla vacía aplica hoy para congresistas a quienes se les dicte orden de captura por nexos con grupos ilegales, narcotráfico o delitos de lesa humanidad.
La silla vacía aplica hoy para congresistas a quienes se les dicte orden de captura por nexos con grupos ilegales, narcotráfico o delitos de lesa humanidad.

En medio del debate público que suscitó la posible llegada al Congreso de Astrid Sánchez Montes de Oca, hermana del exrepresentante Odín Sánchez Montes de Oca —condenado a nueve años de prisión por sus vínculos con los paramilitares— y del exgobernador de Chocó, Patrocinio Sánchez Montes de Oca —investigado por incurrir en presuntas irregularidades cuando se desempeñó como alcalde de Quibdó, La U anunció que promoverá un polémico proyecto. (Lea más sobre el clan Sánchez).

Casi que como acto de contrición, el vocero de esa colectividad, el senador José David Name, anunció que La U va a impulsar una reforma para que exista ‘silla vacía’ en todos los delitos que cometa un congresista.

La idea es que no pueda existir un reemplazo cuando un legislador termine condenado por cualquier autoridad judicial.

La ‘silla vacía’ actualmente es aplicada para los condenados relacionados en delitos por narcotráfico, delitos de lesa humanidad y aquellos que tengan nexos con paramilitares o la guerrilla.

Y es que pese a los cuestionamientos que ha recibido la posible llegada de Astrid Sánchez al Senado, Name recordó que la líder política radicó todos sus documentos a la hora de presentarse como candidata al Senado y cumplió con todos los requisitos y los estatutos. (Lea más del anuncio de La U con respeto a la familia Sánchez Montes de Oca).

Nosotros en el partido no posesionamos pues lo único que hacemos es acatar las decisiones de los órganos de control”, señaló el legislador.

En ese sentido, indicó que “no somos jueces y no podemos tomar decisiones judiciales” alrededor de un polémico caso como el de Sánchez Montes de Oca.

El nuevo debate surgió luego de la salida del senador Eduardo Carlos Merlano por tráfico de influencias, tras el proceso adelantado por la Procuraduría. (Lea más de la destitución e inhabilidad a Merlano).